Cuando la Quinta del Buitre ganó a Maradona
15 febrero, 2017
A mayo con vida
15 febrero, 2017

El genio contra el antídoto

En la cabeza de Zidane habrá rondado durante los últimos días una preocupación en especial: cómo pararle los pies a Hamsik. El crack del Nápoles llega al Bernabéu en el que probablemente esté siendo el mejor momento de forma de su carrera. Por suerte para el francés, en su plantilla dispone de un auténtico perro de presa. Casemiro ya es un ídolo del madridismo precisamente por sacar adelante desafíos como éste.

Marek Hamsik ha logrado que su talento sea reconocido entre todos los aficionados al fútbol sin necesidad de formar parte de un club de primera fila ni de haber sido aspirante a una competición de prestigio. Su calidad simplemente no puede pasar desapercibida. El eslovaco goza de una nueva oportunidad para que se le recuerde por algo más que haber ganado dos Copas de Italia. Puede colocar al equipo que capitanea entre los 8 mejores conjuntos de Europa eliminando a todo un Real Madrid.

Han pasado cinco años desde que el Nápoles marrase una oportunidad similar cayendo en la prórroga frente al Chelsea, conjunto que a la postre terminó proclamándose campeón de aquella edición de la Champions. Por aquel entonces, Hamsik ya era un mediapunta de intachable calidad al que, como tantos otros, sólo la irregularidad le impedía ser reconocido como algo más. Nada de esto sucede ya con el ‘17’ partenopeo, quien ha encontrado bajo las órdenes de Maurizio Sarri su versión más completa y madura jugando como interior izquierdo.

A día de hoy, el centrocampista eslovaco dirige el juego de los suyos (88,7 pases por partido, sólo superado por su compañero Jorginho en este aspecto) al mismo tiempo que continúa haciendo gala de su despliegue físico (lidera en su equipo la estadística de distancia recorrida en Champions con 65 km) y calidad decisiva en el área contraria (11 goles y 8 asistencias entre todas las competiciones).

Todas estas estadísticas no amedrentan a un Carlos Henrique Casemiro que está preparado para este tipo de lances. Cuando el mediocentro brasileño está entonado, no hay oponente que escape de sus redes. Sino que se lo pregunten a Leo Messi, a quien secó completamente en sus dos últimos enfrentamientos. Esta vez Hamsik no tendrá nada fácil burlar la frontera que salvaguarda el ‘14’ madridista.

Casemiro es el que más balones roba en el Real Madrid

Así lo dicen también las cifras, ya que es el futbolista del Real Madrid que más recuperaciones protagoniza por partido con 12 robos de balón. También lidera con holgura el apartado de entradas con 8 intentos por encuentro (el segundo que más entradas hace, Toni Kroos, ni siquiera promedia las 5 por partido). No es sencillo superarle, ya que de esas veces que disputa un duelo individual, logra desposeer del balón al contrario en un 75% de las ocasiones. Ganarle por arriba tampoco es una opción asequible (60% de duelos aéreos ganados). Lo que se dice toda una roca. Zinedine Zidane cuenta con el mejor antídoto posible para que el genio no haga de las suyas.