Aquí hay jugador para rato
15 febrero, 2017
Historia que tú hiciste
15 febrero, 2017

Il Napoli Spagnolo

José Callejón, Raúl Albiol y Pepe Reina son los españoles que integran la plantilla del Nápoles. Los tres futbolistas vienen siendo importantes en el conjunto italiano y suponen parte de la amenaza a la que el Real Madrid debe hacer frente. Especialmente significativo será el regreso al Bernabéu del extremo y el central con pasado blanco.

Callejón, un puntal ofensivo

Se espera un buen recibimiento por parte del Santiago Bernabéu hacia José Callejón, jugador salido de la cantera merengue y que logró asentarse en el primer equipo entre 2011 y 2013 bajo las órdenes de José Mourinho. Pese al cariño existente hacia el de Motril, el madridismo puede llevarse un buen disgusto si no se le vigila de cerca, ya que constituye uno de los principales peligros en el equipo napolitano. Su aportación ofensiva ha sido fundamental en las cuatro temporadas que lleva jugando en Italia, mientras que en la actual suma 10 goles y 12 asistencias. Forma una sociedad letal en el ataque junto con Dries Mertens y Lorenzo Insigne.

Albiol, consolidado en la zaga

Su paso por Concha Espina tuvo lugar entre los años 2009 y 2013. El defensor llegó como uno de los primeros fichajes de la segunda era de Florentino Pérez en el club, aunque nunca llegó a tener la suficiente continuidad. Ésta sí la ha encontrado en el país transalpino siendo un fijo en el eje de la defensa tanto con Rafa Benítez como con Maurizio Sarri. En lo que va de temporada, ha disputado 21 partidos entre todas las competiciones (15 en Serie A, 4 en Champions y 2 en Coppa Italia). “Será bonito regresar al Bernabéu, uno de los estadios más bonitos del mundo. Me trataron muy bien allí”, reconoció recientemente a la Gazzetta dello Sport al ser preguntado sobre su regreso.

Reina, experiencia bajo palos

A sus 34 años, el veterano guardameta es el dueño de la portería partenopea. Fichó por el conjunto de la Serie A en 2013 y, tras toda una temporada como titular, fue traspasado al Bayern de Múnich, donde apenas disfrutó de minutos a la sombra de Manuel Neuer. En su regreso a Nápoles, contó con la plena confianza de Sarri, quien se encomendó desde entonces a su experiencia y saber estar bajo los palos. En un equipo que no se caracteriza por su solidez defensiva, ha encajado 34 goles en 31 partidos. La última vez que se enfrentó a los blancos fue en la Champions League 2008-09, cuando defendía la portería del Liverpool y consiguió salir imbatido en ambos encuentros de octavos de final (0-1 en el Bernabéu y 4-0 en Anfield).