El Atlético, sin miedo a los ingleses
12 abril, 2017
Vardy 3.0
12 abril, 2017

Las 7 claves del Leicester City

  1. Un zorro con piel de cordero

Todos apuntaban al Leicester City como la cenicienta de estos cuartos de final. Sus estadísticas en Liga de Campeones pueden corroborar esta idea, ya que los ingleses son el equipo que menos ha disparado (28 tiros en toda la competición) y el que menos ha tenido el esférico (40% de posesión). Sin embargo, este grupo de jugadores se viene caracterizando desde el curso pasado por romper todos los pronósticos. El Sevilla fue el último en caer en la trampa con una eliminación inesperada. Los rojiblancos no deben subestimarlos.

  1. Shakespeare reescribe la obra de Ranieri

Tras la proeza que supuso conquistar la Premier League, el cuento de hadas parecía haber tocado a su final esta temporada, en la que los ‘foxes’ volvían a parecer un conjunto vulgar y merodeaban peligrosamente la zona de descenso. Sin embargo, el relevo en el banquillo con la marcha de Claudio Ranieri y la llegada del interino Craig Shakespeare ha reactivado al equipo con cinco victorias en seis partidos de liga inglesa. El Leicester no sólo gana de nuevo, también ha recuperado sus señas de identidad.

  1. Kasper Schmeichel hace honor a su apellido

El guardameta del equipo británico es hijo de otra leyenda forjada bajo los palos como fue Peter Schmeichel. Su apellido no le ha ayudado a llegar hasta donde está, él mismo se ha labrado su propio prestigio. Fichó por el Leicester cuando todavía jugaba en la segunda inglesa y terminó siendo uno de los grandes artífices del título de la pasada campaña. Continúa a un excelente nivel y ya fue providencial en la eliminatoria contra el Sevilla deteniendo dos penaltis.

  1. Un bloque compacto y solidario

La receta del éxito del Leicester también resultará muy familiar para el Atlético de Simeone. Los zorros han conseguido igualar fuerzas con equipos más poderosos a base de ser un bloque sólido en defensa y que trata de aprovechar sus oportunidades, todo ello organizado en un 4-4-2 clásico. La línea defensiva habitual del cuadro de Shakespeare sigue siendo exactamente la misma que la del pasado curso, formada de izquierda a derecha por Fuchs, Huth, Morgan y Simpson. Individualmente ninguno de ellos es un prodigio, pero como colectivo han demostrado ser dificilísimos de batir.

  1. Sin Kanté, pero con Drinkwater

La principal baja de los ‘foxes’ en el pasado verano no fue la de ninguno de sus hombres importantes en el ataque, sino la de su especialista defensivo en la medular, N’Golo Kanté. El gran vacío dejado por el francés ha sido ocupado por Wilfred Ndidi, aunque el verdadero líder del centro del campo es Danny Drinkwater, un futbolista que asegura despliegue físico y que tampoco anda corto de criterio con el balón.

  1. Mahrez, la estrella venida a menos

La gran sensación del anterior ejercicio en Inglaterra fue el extremo derecho Riyad Mahrez, cuyos 17 goles y 11 asistencias le valieron ser nombrado mejor futbolista del campeonato. El argelino fue el punto de genialidad necesario para que los suyos sacasen adelante los partidos. Esta campaña no se está mostrando a ese increíble nivel, aunque no es descartable que reaparezca su mejor versión en un partido de máxima motivación. En el costado derecho actúa como contrapeso el esforzado Marc Albrighton, menos talentoso aunque más constante.

  1. La flecha Vardy es la gran amenaza

La otra gran figura ofensiva de los zorros es el delantero Jamie Vardy, autor de 24 dianas la temporada pasada. La vuelta de Shakespeare también ha coincidido con la de su mejor versión, como pudo comprobarse en la anterior eliminatoria. El futbolista inglés es letal atacando los espacios, por lo que la defensa colchonera tendrá que vigilar bien su espalda. Su fiel escudero es el japonés Shinji Okazaki, un delantero de que no suele brillar con el cuero en los pies, pero que asegura trabajo a destajo y es un incordio para sus rivales.