Cristiano Ronaldo: Recta final hacia la gloria
17 mayo, 2017
Sandro elige jugar en el Atlético
17 mayo, 2017

Media Liga en Balaídos

El Real Madrid afronta contra el Celta el primero de los dos partidos que le restan en su camino hacia el título de Liga. En caso de superar la prueba que les depara Balaídos, los blancos sólo tendrán que vencer en La Rosaleda para levantar un campeonato que han conseguido conquistar una vez en las últimas ocho temporadas. El rival que tendrán en frente los de Zinedine Zidane no es como para tomárselo en broma, precisamente el único equipo que les ha logrado apear de una competición en este curso. Eduardo Berizzo ya ha advertido que se inspirarán en aquel cruce para llevarse los tres puntos: “Debemos jugar muy bien, imaginando la eliminatoria de Copa del Rey que jugamos contra ellos para poder vencerlos”.

El encuentro que se suspendiera el pasado 5 de febrero por el estado de la cubierta de Balaídos, afectada por un fuerte temporal de viento, ha terminado por convertirse en un lance determinante para el cuadro madridista. En el caso del Celta, únicamente se juega el regalarse una buena despedida ante su afición tras una temporada en la que se ha quedado a las puertas de dos finales. Sin nada que perder a estas alturas, se espera el once de gala por parte de los locales. Previsiblemente, Zidane también pondrá toda la carne en el asador poniendo fin a su habitual política de rotaciones. El técnico francés no podrá contar con los lesionados James, Carvajal y Bale, aunque sí con Nacho tras retirarle el Comité de Apelación la cartulina amarilla que vio ante el Sevilla.

Peligro para el Madrid

Balaídos no supone precisamente uno de los mejores escenarios posibles para que el Real Madrid se tenga que jugar el título de Liga. De las seis salidas que ha realizado al feudo vigués en los últimos cinco años (contabilizando tanto Liga como Copa), los merengues lograron imponerse en tres ocasiones por dos derrotas y un empate. Así mismo, hay que remontarse a 2003 para recordar la última vez que los blancos no recibieron gol en una visita al conjunto celeste.

Toma y daca

Y es que sus últimos enfrentamientos han estado marcados por la alternancia y el intercambio de golpes, un escenario que no es demasiado conveniente para los de Zidane si pretenden tener la situación bajo control. Las cosas tampoco fueron sencillas para los de Concha Espina en el choque de la primera vuelta en Liga, cuando un tanto de Kroos a los 81 minutos decantó un duelo sufrido para los locales. En su favor juega su extraordinario récord goleador, que ya contempla 62 partidos consecutivos viendo portería.