¿Y si Costa acaba fichando por el Barcelona?
18 agosto, 2017
Al ataque con la ‘doble N’
19 agosto, 2017

Quique señala el camino a Europa

Bajo el paraguas económico del propietario Chen Yansheng, el Espanyol afronta el segundo año de una nueva etapa en la que el club ha recobrado la ilusión y ha puesto fin a los agobios dentro y fuera del césped. En lo deportivo, Quique Sánchez Flores ha sido el principal artífice armando un equipo capaz de asegurar la tranquilidad y poder soñar con cotas mayores, hasta el punto de llegar a rozar los puestos europeos el pasado curso. Ese es precisamente el próximo objetivo que se marca el conjunto ‘perico’, cuya ambición parece justificada por el excelente trabajo que se está realizando. Sin prisa pero sin pausa, en Cornellà avanzan por el camino correcto para ser un club asentado entre los grandes de LaLiga a medio plazo.

Hay base para crecer

El transcurso del verano también pone de manifiesto que corren nuevos tiempos en la entidad. El equipo no sólo se refuerza bien, sino que también logra retener a futbolistas fundamentales estableciendo las bases necesarias para crecer. Hombres que fueron clave el ejercicio anterior como Diego López y Pablo Piatti han pasado de estar cedidos a ser propiedad del club, síntoma inequívoco de la credibilidad del proyecto. A estos fichajes se une el regreso de Sergio García, ilusionante tanto por lo sentimental como por lo futbolístico. A sus 34 años, no se le espera en su plenitud física, pero conserva la magia suficiente como para aportar ratos de fútbol de muchos kilates.

En el ataque le podrá acompañar otro de esos jugadores que crean identificación entre equipo y afición, Gerard Moreno, formado en la cantera espanyolista y cuyo regreso se saldó con 13 goles a lo largo del pasado ejercicio, cifra que le acreditó como máximo goleador de la plantilla. Si el de Santa Perpetua de Moguda es el referente en la delantera, David López hace lo propio como líder de una de las defensas más inexpugnables del campeonato.

Acumula 1o años sin jugar en Europa

El Espanyol sabe a lo que juega

Y es que la clave del éxito de Quique Sánchez Flores ha sido la de construir un equipo robusto en defensa y con un contragolpe demoledor. El salto de calidad que se espera este curso exigirá disponer de hombres de calidad para acompañar a Jurado en la creación y para que el equipo maneje nuevos registros. Con dicho cometido llega Esteban Granero, quien espera volver a brillar tras varias temporadas rindiendo a un nivel discreto. Por supuesto que tampoco falta el cemento armado que Javi Fuego y Diop aportan en la medular. En definitiva, hay ingredientes suficientes como para hablar sin tapujos de hacer algo importante. “Tenemos que intentar dar lo mejor para recuperar la posición histórica de este club, pero es un liga muy competitiva y es complicado. Queremos crecer y ésta es nuestra mentalidad y lo que intentamos transmitir a los jugadores para intentar hacerlo lo mejor posible pensando en nuestros aficionados”, señaló Quique durante la pretemporada. El técnico ‘perico’ es el mejor aval de un proyecto preparado para el asalto a Europa.