El Barça le encuentra destino a Arda Turan… ¡y éste se niega a salir!
8 septiembre, 2017
Mbappé explica el motivo por el que no fichó por el Real Madrid
8 septiembre, 2017

“Pensaba que era broma y al día siguiente nos aplastó”

La anécdota que dejó Esteban Granero en El País no tiene desperdicio. El canterano madridista era muy amigo de Gerard Piqué cuando éstos tenían 14 años. Justamente, Real Madrid y Barcelona se enfrentaban en un torneo disputado en Villarreal, en ese instante el barcelonista le dijo a Granero que esta vez les iban a ganar porque había llegado uno nuevo. Evidentemente, aquel chico tan pequeño era Leo Messi: “Estaba él solo sentado al borde de la piscina con los pies en el agua, ensimismado. Piqué es un bromista, lo ha sido siempre, y pensé que me estaba vacilando. De hecho lo que pensé fue: “Me está vacilando a mí y se está metiendo con su propio compañero””. De tal modo, ya fue al día siguiente cuando el centrocampista se dio cuenta de que Piqué no estaba bromeando.  “Nos aplastó. Ganaron 3-0. En el saque de centro y en cualquier balón parado se colocaba para recibir el primer pase en corto, y ya se quedaba la pelota. Era espectacular. Muy bajito y fuerte como una roca. Pero la locura era cómo llevaba la bola. Pegada al pie de una forma bestial, era imposible quitársela. Impactaba, daba miedo lo que podía llegar a ser. Quince años después me lo cruzo por el campo y pienso: “Joder, sigue aquí”, confesó.