La surrealista reacción de un hincha del Fenerbahce tras un gol del Besiktas
25 septiembre, 2017
El ‘trolleo’ de la Guardia Civil a una pintada a favor del referéndum
25 septiembre, 2017

Las llamadas que salvaron el futuro de Diego Costa

Los rojiblancos ya tienen en su plantilla a uno de los ídolos más emblemáticos de la historia atlética. El culebrón Costa ha sido una de las operaciones más delicadas de los últimos años. Después de estar más de 100 días sin disputar un partido oficial, muchos aficionados de preguntan si el delantero volverá al 100%. De momento, tiene tiempo para ejercitarse puesto que habrá que esperar hasta el próximo mes de enero para ver su puesta en escena. El profe Ortega será el encargado de preparar al hispano-brasileño de cara a su retorno liguero, pero no siempre fue un ídolo…

El Rayo le da su gran oportunidad

El fichaje por el club vallecano se gestó más rápido de lo previsto. Totalmente descartado para jugar en clubes de alto-medio nivel en cuanto a clasificación liguera respecta, el Atlético optó por pedir una pequeña ayuda a sus vecinos madrileños.  “Os ofrecemos a Diego Costa”, esta fue la frase que escuchó el director deportivo Felipe Miñambres según cogió el teléfono en un gélido día de invierno. Rápidamente Miñambres llamó a José Ramón Sandoval para comunicárselo. Lo cierto es que Costa estaba dañado en múltiples sentidos. Pese a ser joven y con calidad, pocos entrenadores creyeron en él por sus antecedentes con las lesiones.

El por entonces técnico franjirrojo no lo dudó ni un solo instante, necesitaba refuerzos ofensivos que acompañasen a Michu en la delantera. Costa era el elegido. No había vuelta atrás. “Míster, yo quiero ir al Rayo… si no estoy cómodo te lo haré saber. Necesito una oportunidad”, confesaba. El hispano brasileño veía los primeros partidos en una solitaria cabina de prensa, la gente le veía, pero nadie se fotografiaba con él. Así fueron sus primeros días en el humilde barrio obrero.

Ya recuperado, aunque con alguna que otra mínima molestia, Sandoval le convoca con la expedición a Zaragoza.Llevaban varias semanas estructurando un sistema para sacar el mayor rédito posible al delantero. A falta de 15 minutos para el final, éste hacía su debut con la elástica franjirroja. Nada más salir, provocaba tres tarjetas amarillas en apenas ocho minutos, la guinda la puso con su primer tanto. Un Costa ilusionado, que ya empezaba a olvidar su calvario con las lesiones, abrazó fuertemente a José Ramón Sandoval. El de Humanes le respondió: “Hoy ha sido tu día.  Siempre confié en ti. Llama a tu mujer porque hoy has vuelto a ser persona y futbolista”.