Lopetegui ‘pasa’ de Costa
25 septiembre, 2017
Duplica tu dinero apostando a que el Barça ganará con más de un gol de ventaja
26 septiembre, 2017

Continúa el lío con Neymar en el PSG: “No se encuentra cómodo”

Según revela el periodista Diego Torres en el diario ‘El País’, la situación de Neymar en el PSG no hace más que deteriorarse cuando apenas transcurren sus primeros meses en el club parisino. El enfrentamiento del brasileño con Cavani por ser el lanzador de penaltis ha desatado una polémica que en realidad se remonta a la llegada del fichaje más caro de la historia del fútbol. El último intento pacificador del jeque Nasser Al-Khelaifi ha consistido en una suculenta prima de un millón de euros a cambio de que el delantero uruguayo cediera los lanzamientos a su compañero, oferta que ha sido rechazada por el propio futbolista.

La tajante negativa de Cavani ha provocado una “airada reacción” de Neymar, quien curiosamente no entró en la lista del encuentro del pasado viernes ante el Montpellier a causa de un dolor en el pie. “El jugador convertido en piedra angular de un proyecto destinado a quebrar la hegemonía española en el fútbol europeo, no se encuentra cómodo. Futbolistas y agentes próximos al club parisino aseguran que la estrella brasileña ha descubierto resistencias inesperadas“, asegura Diego Torres.

Un fichaje que rompió el vestuario

Según estas informaciones, la polémica surgida con los penaltis es en realidad producto del clima de tensión que se respira en el vestuario del PSG desde el fichaje de la estrella brasileña. Ante la posibilidad de quedarse fuera de la Champions en 2018 por incumplimiento del ‘fair play’ financiero, Al-Khelaifi abrió la puerta de salida a la mitad del vestuario –con nombres de peso en la lista como los de Di María, Draxler y Thiago Silva–, lo que hizo estallar la indignación en el grupo con Cavani a la cabeza. Por si fuera poco, el altivo comportamiento de Neymar desde su llegada no habría hecho sino empeorar las cosas. Por el momento, la cena de reconciliación organizada por Dani Alves –según Diego Torres, el único que “se ha mantenido a su lado”– parece sólo un parche para una herida mucho más profunda.