El humo de los incendios de Galicia alcanza Balaídos
16 octubre, 2017
Dardo de Setién a Simeone: “Prefiero perder 3-6 que echarme atrás y que me empaten al final”
16 octubre, 2017

El secreto del éxito según la psicóloga del Barça: “Sólo los egoístas sobreviven”

Imma Puig, psicóloga del Barça desde hace 15 años, ha hablado sobre las claves de su trabajo en una entrevista para El País Semanal: “Trabajo exactamente igual en un equipo como el Barça, en un restaurante como El Celler o en una empresa familiar. Es que al final a todos nos pasan las mismas cosas; en lo básico, las personas somos iguales. Yo aplico mi terapia sobre todo en los equipos técnicos, porque si el equipo no va bien, no despedirán a los jugadores ni dimitirá la Junta, sino que se cargarán al entrenador…”, ha señalado.

Esta contrastada experta no entiende “por qué el egoísmo tiene tan mala prensa”, ya que “sólo los egoístas sobreviven“, aunque reconoce que “la competencia feroz alargada en el tiempo termina con la aniquilación de todo el mundo”. En el caso concreto de los jugadores, señala que conviven con una dificultad adicional a nivel emocional: “Tienen que vivir con la envidia de todo el mundo a cuestas. Viven con la admiración de muchos, claro, pero a veces la admiración es envidia encubierta y puede tornarse en odio. Vivir en el escaparate tiene esto”.

La traumática decisión de un entrenador: “No me lo perdonaré nunca, le cagué la vida”

Especialmente curioso fue el caso que Imma Puig relata sobre un técnico de quien no da el nombre. “Recuerdo cómo el entrenador de uno de los mejores clubes de fútbol del mundo me contó esto con un dolor de corazón tremendo: le dijeron que tenía que subir a dos chavales del segundo al primer equipo. Escogió a dos, eran los dos buenísimos. De repente, el club fichó a un jugador y entonces le dijeron que tenía que prescindir de uno de los dos. Eran casi iguales. Se quedó con uno que hoy es una estrella. El otro dejó el fútbol al año siguiente. Este entrenador me dijo: ‘No me lo podré perdonar nunca, le cagué la vida'”.