Frank Cuesta: “Mientras arde Galicia, la actualidad es un señor con una puta fregona en la cabeza”
17 octubre, 2017
El tremendo fallo de Benzema a puerta vacía que ha desesperado al madridismo
17 octubre, 2017

Tottenham Hotspur: mucho más que Harry Kane

El estadio Santiago Bernabéu será el encargado de acoger la tercera jornada de la UEFA Champions League en la que el Real Madrid deberá medirse ante el rival más potente de esta primera fase de la competición, el Tottenham Hotspur. El conjunto inglés, dirigido por Mauricio Pochettino, visitará el feudo blanco con la intención de dar la campanada y situarse como primero del Grupo H.

Los Spurs llevan varias campañas siendo uno de los conjuntos más regulares y competitivos de la Premier League, quedando como segundo clasificado en las dos últimas ediciones, siendo únicamente superados por Leicester City y Chelsea FC respectivamente. En la actual temporada, el club londinense está desempeñando el juego esperado y es que, a pesar de la salida de jugadores como Kyle Walker, Bentaleb, Fazio o Clinton N’jie, no han perdido su esencia, ni su capacidad goleadora. Esto es, en gran medida, por culpa de Harry Kane que, con unos registros abrumadores (43 goles en 38 choques), se ha convertido en el goleador que todo técnico desearía tener en sus filas. Por todo ello son, junto al modesto Watford, los únicos que siguen de cerca la estela de las dos entidades de Manchester, situándose terceros en la tabla clasificatoria con cinco victorias, dos empates y solo una derrota, además de quince goles a favor y cinco en contra.

El rival más exigente para el Real Madrid

Hurrikane no es el único futbolista al que debería estar atento Zinedine Zidane y es que, nombres como Hugo Lloris, Alderweireld, Davinson Sánchez, Serge Aurier, Mousa Dembélé, Heung-Min Son, Érik Lamela o Fernando Llorente, componen, junto a otros, la gran plantilla de Mauricio Pochettino. Los que no podrán disputar el encuentro ante el Real Madrid serán el talentoso mediocentro, Dele Alli y el central belga, Jan Vertonghen, ambos sancionados en el pasado duelo de la UEFA Champions League en el que los ingleses se enfrentaron al Apoel Nicosia en tierras chipriotas.

Todo apunta a que este será el encuentro más exigente de la fase de grupos para los de Zizou. Con la afición blanca cuestionando el mal inicio liguero, deberán conseguir una victoria que pueda volver a ilusionar a las 85.454 almas que llenarán las gradas del coliseo blanco. Un partido que puede marcar un antes y un después en la presente campaña, ya que, de conseguir los tres puntos, se colocarían como líderes en solitario de este “grupo de la muerte”.