La ex del hijo de George Best se desnuda para celebrar los 7 millones de seguidores
17 noviembre, 2017
Cristiano, con hambre de goles
17 noviembre, 2017

El letargo de Griezmann

La estrella rojiblanca llega al duelo ante el Real Madrid en plena sequía y con un ambiente enrarecido a su alrededor, cuestionado por parte de la afición y avisado por Simeone. El Atlético necesita que despierte para resolver sus problemas con el gol

Antoine Griezmann afronta el derbi madrileño sumido en su peor racha goleadora desde que viste la camiseta del Atlético. Hasta siete partidos suma el francés sin ver portería. La última vez, hace más de 50 días en el partido de Champions League contra el Chelsea, cuando marcó de penalti. Los tres tantos que suma actualmente entre todas las competiciones (dos en LaLiga ante Málaga y Sevilla y el citado ante el conjunto inglés) suponen sus peores registros a estas alturas de la temporada desde que es jugador rojiblanco, muy lejos de las ocho dianas que ya llevaba el pasado ejercicio por entonces. Ni siquiera a la altura de los cuatro goles de su primer curso ni de los siete que había materializado hace dos años.

7 partidos sin marcar, su peor racha en el Atleti

En su primer año en el Atlético, el galo también encadenó una sequía de seis encuentros, la peor hasta entonces. Esa misma temporada, también llegó a acumular cinco duelos sin marcar hasta en tres ocasiones distintas, una racha negativa similar a la que también vivió en diciembre del año pasado. Por tanto, su mal momento actual no tiene precedentes y eso preocupa a la parroquia del Metropolitano, cuyos problemas con el gol son indisociables de la figura del ‘7’ colchonero.

¿Más fuera que dentro?

Su bajo rendimiento ha provocado las críticas de aficionados que le recriminan su amago de salida al Manchester United durante el último periodo de fichajes, cuando llegó a afirmar que sus probabilidades de marchar al club inglés eran de “seis sobre diez” por “cinco sobre diez” de permanecer en la capital española. Finalmente, la sanción de la FIFA provocó que el atacante se decantara por la continuidad, quien elevó su cláusula de forma provisional a los 200 millones de euros (desde septiembre vuelve a ser de 100 millones) y pasó a tener una ficha de 14 millones de euros netos, la más alta de la plantilla.

Una renovación que ha aplazado el tema de su salida hasta el próximo verano, aunque no son pocos quienes también le recriminan que mentalmente ya está más fuera que dentro del Atlético. Hasta el mismo Cholo Simeone parece estar dando continuos toques de atención a Griezmann, a quien ha retirado del césped en tres ocasiones con el equipo empatando el encuentro (Roma, Leganés y Deportivo). “Somos un equipo, y cuando uno vive de lo que da el equipo necesita la mayor implicación de todos. No tenemos un futbolista que nos gane un partido”, ha afirmado recientemente el técnico argentino, unas declaraciones que pueden interpretarse como un dardo a su teórico jugador estrella, el mismo que no hace tanto tiempo se sentaba en la misma mesa que Leo Messi y Cristiano Ronaldo.

El vestuario lo defiende

Sin embargo, en el vestuario cierran filas al ser directamente preguntados por el futbolista francés. “Antoine es un jugador muy importante para nosotros, le queremos, confiamos en él. Tiene que estar tranquilo porque le apoyamos a muerte, estamos con él y creo que la afición del Atlético de Madrid, también”, señaló Juanfran tras el último choque frente al Deportivo. Y es que en descargo del ariete rojiblanco hay que recordar que el momento del equipo tampoco ayuda al francés, quien carga con toda la responsabilidad goleadora debido al pobre rendimiento ofrecido por los demás delanteros de la plantilla. El galo tiene la oportunidad de borrar todas las dudas de un plumazo en una cita tan señalada como la visita del Real Madrid, rival al que ha marcado seis goles (dos con la Real Sociedad y cuatro con el Atlético) en 23 partidos. Todavía está a tiempo de despertar de su letargo.