Retorno James
3 julio, 2018
Simeone se reivindica ganando al
3 julio, 2018

Lluvia de despedidos

El fútbol es una de las profesiones que más ceses forja a lo largo del año y sino díganselo tanto a Gaizka Garitano como a Soriano, ambos despedidos en la tarde de ayer. En la jornada 24 más de 50 técnicos de las cinco grandes ligas europeas han perdido su puesto de trabajo. A día de hoy la liga lusa, en proporción a los 18 equipos que la disputan, es la que promedia un mayor número de despidos. Casi la mitad de los clubes que participan en ella han optado por airear la metodología por la que apostaban en verano. Nuestra competición parece ser un poco más sosegada respecto a la portuguesa: Paco Ayestarán, Paco Jémez, Poyet, Enrique Martín, Juande Ramos, Prandelli, Joaquín Caparrós y Gaizka Garitano no siguen sentados en sus respectivos banquillos, cinco despidos y tres dimisiones. Un total de ocho entrenadores han sido despedidos en 24 jornadas, promediando así un cambio en los banquillo cada tres encuentros.
 
La Premier League es la competición que menos está agitando el mercado de los técnicos. Pese a que equipos punteros como el Manchester United, el City de Guardiola e incluso el United de Mourinho –en la sexta plaza- no están cumpliendo las expectativas previstas, aun así tan solo Fransesco Guidolin, Bob Bradeley, Mike Phelan y Ranieri han sido despedidos en lo que llevamos de campeonato. Un bagaje opuesto al de la temporada 2015-2016 donde a estas alturas registraba unas cifras superiores a las actuales… finalmente diez técnicos no pudieron acabar la temporada. Asimismo, en las cuatro grandes categorías del fútbol británico fueron más de 70 entrenadores los que dejaron su cargo. Sin duda, este es el gran peligro que conlleva ser técnico.