¿Cuánto hay de verdad en la supuesta oferta de 310 millones por Neymar?
3 julio, 2018
Roncero se defiende tras ‘gafar’ a Japón: “¿Y las 13 Champions que llevo en la mochila?”
3 julio, 2018

Rusia corrió más que nadie bajo sospechas de dopaje

La sombra del dopaje vuelve a acechar a Rusia. Tras la sanción del COI en los pasados juegos olímpicos en los que prohibió a Rusia competir, la FIFA decidió, en teoría, realizar exhaustivos controles de dopaje a la selección rusa de fútbol con vistas al Mundial.

Los rusos, que no pasan por ser una de las mejores selecciones del torneo, se han metido en cuartos de final siendo la selección que más kilómetros ha recorrido en todo el torneo. Por ejemplo, ante Arabia y Egipto, recorrieron 115 y 118 kilómetros respectivamente. Por lo que Rusia, supera con amplia diferencia al resto de selecciones en el plano físico.

Estas sospechas llegan a la vez que medios británicos publican que la FIFA ha encubierto casos de dopaje de futbolistas rusos, y dan un nombre en particular, Ruslan Kambalov, que no llegó a entrar en la lista definitiva de la selección. Según el informe Mclaren (informe del que se sirvió el COI para sancionar a Rusia en los juegos), Kambalov dio positivo por esteroides y fue encubierto por las autoridades rusas.

Por otra parte, los movimientos realizados por Infantino (presidente de la FIFA) no hacen sino acrecentar estas sospechas. El máximo dirigente del fútbol Mundial dejó presentarse al Consejo de la FIFA a Vitaly Mutko, vicepresidente del gobierno de Putin e imputado por el caso del dopaje Ruso en los JJOO.  Finalmente Mutko no se pudo presentar; pero Infantino puso en su lugar a Alexey Sorokin, que se hizo con el puesto sin competencia alguna tras la retirada del candidato islandés.

A pesar de que Vitaly Mutko no pudo presentarse, es habitual verle en los palcos del Mundial de Rusia animando a su selección. Mientras tanto, la FIFA declara que ha realizado todos los controles pertinentes, y el seleccionador ruso, Stanislav Salamovich Cherchesov, se escuda en el aliento del público para explicar la increíble fortaleza física de los suyos en este Mundial.