Georgina sube una foto de sus vacaciones con Cristiano y se lía la mundial: “Traidor, “vete ya pesetero”…
9 julio, 2018
Rusia admite que sus jugadores esnifaron amoniaco contra España y Croacia
9 julio, 2018

El Mundial refuerza a Modric para ganar el Balón de Oro

El Balón de Oro tiene una pareja de dueños desde hace ya 10 años. Cristiano Ronaldo y Messi se han ido repartiendo simultáneamente los galardones durante una década, algo jamás visto en la historia del fútbol. Pero toda historia tiene un fin y parece que este atípico Mundial de Rusia puede acabar con el cuento de hadas que han estado viviendo los cracks de Madrid y Barcelona.

Al igual que toda historia tiene un final, otra puede surgir de la nada y brillar con más fuerza que las anteriores. Croacia y Luka Modric son los protagonistas de esta nueva narrativa, en la que los dos pueden permanecer en los anales de la historia si el próximo miércoles vencen a Inglaterra. La primera puede lograr su mejor clasificación en un Mundial, y Modric puede convertirse en el primer jugador en acabar con la dinastía Messi-Cristiano.

El papel de Modric en el Mundial está dejando sin palabras a propios y extraños. En fase de grupos su exhibición ante Argentina desembocó en un 3-0 histórico para los croatas. Contra Dinamarca realizó uno de esos gestos que sólo los campeones tienen, falló el penalti en la prórroga, pero con valentía decidió tirar el suyo en la tanda de penaltis. “Es nuestro líder, nuestro capitán. En esa jugada mostró gran responsabilidad y valentía para lanzar un penalti después del que había fallado. Eso mostró su clase. Es la diferencia entre tener un futbolista normal y un jugador como Modric“, dijo Dalic, el seleccionador croata.

Frente a Rusia el genio de los Balcanes impartió otra clase magistral de como jugar con el esférico en un campo de juego. Supo en todo momento dónde poner el balón, cuándo dar pausa al juego, etc. En definitiva, presentó su candidatura al Balón de Oro en el mejor escenario posible. Al ser preguntado al término del partido contra Rusia, Modric quiso desmarcarse de las especulaciones. “No pienso en eso, francamente. Lo más importante es el éxito de la selección. Los premios individuales están bien y se tiene en cuenta el trabajo de todo el año, pero ahora estoy centrado en el éxito de esta selección”, aseguró el mediocentro croata.

Durante años y años el Balón de Oro pareció una quimera para el resto de ‘mortales’, pero el principio del fin ha llegado y Modric es el futbolista mejor situado para acceder al añorado trono. Ya es un gran jugador, ya es un líder, ya ha hecho historia; ahora le queda ser el mejor jugador del mundo.