Análisis de LaLiga 123: plata de primera ley
7 septiembre, 2018
Especial LaLiga (II): en busca del sueño europeo
7 septiembre, 2018

Especial LaLiga (III): cielo o infierno

Cerca de la mitad de los clubes del campeonato parten con el claro objetivo de evitar la quema del descenso. Los famosos 40 puntos obsesionarán a muchos una temporada más

Partidos contra los grandes, mejores patrocinios y grandes incentivos por contratos televisivos. Tan cierto es que en Primera se vive muy bien como que un descenso puede cambiarlo todo. Conscientes de esa realidad, ni siquiera equipos como Getafe o Eibar piensan en otra cosa pese a que la pasada campaña finalizaron la competición cerca de los puestos europeos. El objetivo para ellos es ir paso a paso, salvarse cuanto antes y, sólo después de esto, pensar en cotas mayores. Bien lo saben los armeros, que ya suman tres temporadas sin pasar apuros a las órdenes de José Luis Mendilibar. Los azulones también pueden estar relativamente tranquilos con Pepe Bordalás en el banquillo, el principal artífice del equipo que fue la gran revelación del pasado curso. Las llegadas de dos delanteros que brillaron en Segunda como Jaime Mata y Sergi Guardiola añaden más posibilidades a un conjunto que destacó por su intensidad y fiabilidad defensiva.

Obligados a reinventarse

Otra de las sorpresas del ejercicio anterior fue el Girona de Pablo Machín, aunque el entrenador soriano ha hecho las maletas rumbo a Sevilla. El cuadro catalán estará obligado a reinventarse bajo la dirección de Eusebio Sacristán, aunque al menos mantiene a piezas importantes como Cristhian Stuani, cuya última campaña se saldó nada menos que con 21 goles. Reto similar afronta el Leganés esta temporada, que tendrá que aprender a vivir en Primera sin Asier Garitano. Para suplir al nuevo técnico de la Real Sociedad ha llegado Mauricio Pellegrino, quien tiene como aval el gran trabajo realizado en el Alavés hace dos temporadas. Precisamente por el equipo vitoriano tuvieron que pasar tres entrenadores el curso pasado hasta que Abelardo dio con la tecla e hizo olvidar al argentino. Otro conjunto que necesitó un relevo en el banquillo para salvarse fue el Levante de Paco López. Tanto albiazules como granotas parten con la tranquilidad de empezar la competición en buenas manos.

Los recién ascendidos

Como no podía ser de otro modo, los clubes recién ascendidos también tienen el objetivo primordial de aferrarse a la categoría a la que tanto les ha costado llegar. El Huesca se presenta como el único novato de Primera y dirigido por un técnico inexperto como Leo Franco, incógnitas que está despejando con un buen inicio de campeonato. En el Rayo Vallecano también respiran un poco más tranquilos tras lograr la cesión de Raúl de Tomás, clave en el ascenso de los franjirrojos con 24 goles. Menos suerte tuvo el Valladolid en este aspecto, que no pudo retener a Mata debido a su citado fichaje por el Ge