Los motivos por los que el Balón de Oro es casi imposible para Griezmann
6 septiembre, 2018
Especial LaLiga (III): cielo o infierno
7 septiembre, 2018

Análisis de LaLiga 123: plata de primera ley

La Segunda más competitiva que se recuerda en los últimos años promete una temporada apasionante, con auténticos clásicos del fútbol español en horas bajas. Tendrán que saber mimetizarse con el paisaje para completar la tortuosa senda del ascenso

Es la categoría de plata, pero atendiendo a los nombres de la mitad de sus equipos bien podría ser Primera. Y es que 13 de ellos han jugado al menos una temporada en la élite del fútbol español a lo largo de la última década, mientras que 18 lo han hecho alguna vez en su historia. Por si fuera poco, varios de estos conjuntos cuentan con un pasado glorioso que no resulta demasiado lejano. Por eso sorprende ver ahí al Málaga, que hace apenas cinco años alcanzó los cuartos de final de Champions. La experiencia de competir en lo más alto de Europa también la conoce el Deportivo. El de los gallegos es un caso especialmente extraño al haber experimentado ya tres descensos a Segunda en los últimos siete años. Si en las dos anteriores ocasiones lograron subir al primer intento, habrá que ver si esta vez tienen tanta fortuna.

El factor sorpresa

La competencia se presenta más dura que nunca con otros clásicos como Zaragoza, Sporting, Oviedo, Las Palmas, Osasuna y Mallorca. Esta temporada de LaLiga 123 alberga mucha grandeza a nivel histórico, pero también en cuanto a masa social, ya que la mitad de los clubes del campeonato pertenecen a ciudades que superan los 200.000 habitantes. Y, sin embargo, si algo está de sobra comprobado en esta categoría es que nada de lo anterior sirve a la hora de la verdad. El tópico que sostiene que sólo con el escudo no se gana es una realidad bastante dura en Segunda. De hecho, las últimas campañas acostumbran a dejarnos un ascenso inesperado de algún equipo que nunca antes había jugado en Primera. Así fueron los casos de Eibar (2013-14), Leganés (2015-16) y Huesca (2016-17). Todo un aliciente para Alcorcón, Lugo, Reus y Rayo Majadahonda, los únicos cuatro conjuntos del torneo que nunca antes han alcanzado la máxima división del fútbol español.

A esta máxima igualdad se suma otro componente que añade más incertidumbre al desarrollo de la competición, la promoción de ascenso. Que se lo pregunten al Real Valladolid, que el curso pasado navegaba en la mitad de la tabla hasta que a partir del mes de mayo encadenó una excelente racha de resultados que le permitió acceder a la sexta plaza del ‘play-off’. Pese a partir como el conjunto peor clasificado, logró el ascenso con una sorprendente contundencia.

Máxima igualdad

No parece casualidad, ya que en los últimos años también hubo otros equipos que lograron subir tras ocupar la última plaza de promoción. Así fueron los casos de Osasuna en la temporada 2015-16 y el Córdoba en la 2013-14, los cuales corroboran que no sólo se trata de ser el más regular (así lo fueron Huesca y Rayo Vallecano en el anterior ejercicio), sino también de llegar de la mejor forma al momento clave del curso. Igual de reñida se presenta la pelea por evitar el descenso, en la que los recién llegados a la categoría –Rayo Majadahonda, Mallorca, Elche y Extremadura– tienen la pasada campaña a modo de advertencia, la cual se saldó con los ascendidos Lorca, Barça B y Cultural Leonesa bajando a las primeras de cambio. La ausencia de filiales por primera vez en más de una década es otro aspecto que añade aún más competitividad y emoción a esta división de plata. Nos vamos a divertir.