Aramis Fuster
Aramis Fuster da la nota enseñando sus partes íntimas en ‘GH VIP 6’
14 septiembre, 2018
Tesis Pedro Sánchez
La inesperada relación entre la tesis de Pedro Sánchez y el Real Madrid
14 septiembre, 2018

Con Bale empezó todo

14 de septiembre de 2013. Gareth Bale se enfunda por primera vez la camiseta del Real Madrid y sale por la puerta grande. El galés sólo necesitó 38 minutos para marcar gol en aquel encuentro disputado en El Madrigal. Fue el primero de los 91 tantos que ha firmado a lo largo de su estancia en el club blanco. Justo cinco años después de aquel debut, el balance no puede ser más exitoso. El de Cardiff ha marcado un antes y un después en un equipo que por aquel entonces buscaba recuperar la grandeza perdida en Europa.

Su lustro como madridista se ha saldado con cuatro Champions, con una aportación clave la mayor parte de las veces. Marcó el 2-1 en la final de la Décima, tiró del carro en el camino a la Undécima y resurgió de sus cenizas en la final de Kiev. Sin olvidar otros momentos estelares como su famoso gol en la final de la Copa del Rey de 2014 tras aquella carrera en la que pulverizó a Marc Bartra. Llegó como el fichaje de la historia y, visto lo visto, la inversión está más que amortizada. Pero puede que lo más provechoso esté por llegar a partir de esta temporada, en la que la marcha de Cristiano Ronaldo le ha permitido asumir los galones del equipo y le ha liberado sobre el césped.

En el punto de mira sigue su fragilidad a la hora de romperse, aunque está cerca de cumplir un año sin pasar por la enfermería. Si ha logrado firmar una hoja de servicios tan brillante a pesar de eso, de que no será capaz si finalmente le respetan las lesiones. En cualquier caso, ya es historia del Real Madrid. El club que ha tiranizado Europa con Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos y Luka Modric tampoco se entiende sin la figura del ’11’, el hombre con el que empezó todo.