Simeone
Simeone defiende el VAR
27 septiembre, 2018
Courtois
Courtois contra su pasado
27 septiembre, 2018

Llegar y besar el santo

Lemar Atleti

Thomas Lemar y Rodrigo Hernández han caído de pie en el Atlético. Ambos son titulares y han dejado destacadas actuaciones en un equipo al que no es fácil adaptarse

El Atlético de Diego Pablo Simeone está repleto de ejemplos que demuestran lo difícil que es la adaptación para los recién llegados. Incluso grandes figuras en la actualidad como Antoine Griezmann tuvieron que pasar su propia mili para asimilar los conceptos del Cholo. Es por ello que sorprende la rápida integración de los dos fichajes más ilusionantes del verano, Lemar y Rodrigo. El técnico argentino confió en ellos desde el primer día poniéndoles como titulares en la final de la Supercopa de Europa, un puesto en el once que han mantenido durante la mayor parte de este inicio de campeonato. No sólo no han desentonado, sino que además han brillado con luz propia en momentos puntuales.

Lemar enamora al Cholo

Al francés no parece que le pesen los 70 millones de euros pagados por él, cifra que le convierte en el fichaje más caro de la historia del club. El jugador de 22 años está llamado a proporcionar un salto de calidad al conjunto colchonero en la zona de creación, con una exquisita zurda que con toda seguridad dará un puñado de asistencias y firmará goles como los de hace una semana en el Coliseum Alfonso Pérez. Al margen de su indudable calidad, también se le ha visto implicado en tareas defensivas, señal inequívoca de que es consciente del camino a seguir para asentarse en el cuadro rojiblanco. Una actitud predispuesta que le ha valido ser elogiado por Simeone: “Lemar es un jugador fantástico que nos va a dar muchísimas cosas. Está en un proceso difícil para él porque no tiene todavía el idioma nuestro y la comunicación no es fácil siempre, pero veo en sus ojos y en su andar una ilusión tremenda y con muchas ganas de aprender. Estoy segurísimo de que nos va hacer mucho bien”, señaló hace unas semanas.

Por su parte, Rodrigo apenas ha precisado de tiempo para convertirse en una pieza esencial. El mediocentro formado en la cantera del Atlético ha seguido los pasos de Gabi heredando su dorsal y rol en la medular. Al igual que el ex capitán, tuvo que crecer fuera firmando una espectacular campaña pasada con el Villarreal, donde fue líder de LaLiga en recuperaciones con 320 robos de balón. No es de extrañar el desembolso de 20 millones de euros por parte del club rojiblanco para traerle de vuelta. En sus primeras actuaciones ya ha hecho gala de su solvencia con y sin balón registrando un 93% de pases acertados en LaLiga. Tanto ha gustado a la parroquia del Wanda Metropolitano que incluso Simeone fue pitado al sustituirlo en el partido contra el Eibar.

Aún están por cuajar

La rápida adaptación de ambos futbolistas marca el camino a otros fichajes que han tenido una aportación discreta hasta el momento. Es el caso de Gelson Martins, a quien se le intuye un gran potencial como extremo y al que también le queda mucho trabajo por delante para ser un jugador tácticamente disciplinado, requisito indispensable para el Cholo. Sólo así se explican los 57 minutos que el portugués apenas ha disputado en lo que va de campeonato. Otros recién llegados como Nikola Kalinic y Santiago Arias acaban de superar sendas lesiones y aguardan su oportunidad, ya que actualmente tienen a otros jugadores por delante. El delantero croata lo tiene francamente difícil con la competencia de Antoine Griezmann y Diego Costa, aunque la temporada es larga y puede ser importante como revulsivo goleador. En el caso del colombiano, el Atlético le necesita a un buen nivel para que no recaiga toda la responsabilidad en el lateral derecho sobre el veterano Juanfran.