Luis Suárez Barça
El problema del Barça, ¿una cuestión de edad?
13 octubre, 2018
Hankook el neumático del Real Madrid
14 octubre, 2018

Isco tiene la llave

Isco

Hay un Real Madrid antes del partido contra el Sevilla y otro completamente distinto después. Hasta entonces, el equipo de Julen Lopetegui ganaba y enamoraba con exhibiciones como la protagonizada ante la Roma. La dura derrota en el Sánchez Pizjuán (3-0) marcó un punto de inflexión negativo, como corroboraron los posteriores resultados ante Atlético (0-0), CSKA de Moscú (1-0) y Alavés (1-0).

Puede que no sea casualidad que el declive de los blancos comenzara justamente a raíz de la lesión de Isco Alarcón, operado de apendicitis el pasado 26 de septiembre. Sin el malagueño, el conjunto madridista ha tenido serios problemas para materializar su dominio en ocasiones de gol. El resultado es de sobra conocido a estas alturas, una racha de cuatro partidos sin marcar que no se ha dado en las últimas tres décadas.

Resulta difícil no acordarse de su calidad diferencial en ataque, algo que en este momento no sobra en la plantilla. Con otros jugadores de perfil creativo como Luka Modric y Toni Kroos pasando por su particular bache, la vuelta del futbolista de Arroyo de la Miel se antoja más necesaria que nunca. Un regreso que un principio está programado para el duelo de Champions ante el Viktoria Pilsen, apenas unos días antes de un Clásico que será trascendental.