Wanda Metropolitano
Césped nuevo para recibir al Barça
19 noviembre, 2018
Arturo Vidal Barça
La hora de Vidal
20 noviembre, 2018

Los 7 líos de Valverde

Ernesto Valverde

1- SANGRÍA DEFENSIVA

Sobre el césped es el principal problema que acusa el Barça en lo que va de curso. La cifra de goles en contra se ha disparado hasta los 18 tantos en 12 jornadas de LaLiga, muy por encima de los cuatro que el equipo culé había encajado la pasada campaña a estas alturas del campeonato. Hay que remontarse hasta la temporada 1974-75 para encontrar unos números defensivos tan negativos. Hasta 13 conjuntos de la competición han concedido menos goles que los azulgranas, estadística que precisamente lidera su próximo rival, un Atlético que sólo ha recibido cuatro tantos.

2- SOCAVÓN EN LA  MEDULAR

Buena parte de la falta de solidez del Barça tiene que ver con los problemas que el cuadro de Ernesto Valverde está teniendo en el centro del campo. Y es que no es ningún secreto que Sergio Busquets es un jugador que sufre si se ve desarropado y con demasiados metros que abarcar. La contundente derrota ante el Betis destapó esas carencias, en la que el equipo verdiblanco llegó a disfrutar de situaciones de contragolpe de seis hombres contra cuatro. Por si fuera poco, una pieza fundamental en el engranaje del Barça como Ivan Rakitic se perderá la visita al Wanda Metropolitano por sanción.

3- INDISCIPLINADO DEMBÉLÉ

El futbolista llegado en el verano de 2017 a cambio de 145 millones de euros empieza a ser un problema cada vez más preocupante. Su falta de disciplina y adaptación ya le costó quedarse fuera de la anterior convocatoria de Valverde. La paciencia del técnico extremeño llegó a su fin después de que el atacante francés se ausentara en un entrenamiento y estuviera ilocalizable durante una hora y media. Una situación de hartazgo que también comparten vestuario y directiva. Sobre el césped, pese a los seis goles marcados esta temporada, también es un verso libre a la hora de defender y asociarse con sus compañeros.

4- TENSIÓN EN EL VESTUARIO

Pese a que la situación dista de ser alarmante, algunos encontronazos entre jugadores del Barça tras la derrota ante el Betis manifestaron el clima de cierta tensión que se respira en el vestuario. Gerard Piqué estuvo involucrado en todos los jaleos protagonizando una riña con Arturo Vidal (“si dices ‘mía’ vale, pero no he escuchado ‘yo’ en mi vida”, le dijo al chileno tras quitarle un remate de gol) y otra con Luis Suárez (“ahora me vas a joder por un pase, no me jodas”, le respondió al uruguayo tras ser increpado por una jugada).

5- BOMBA VIDAL

De cara a esa paz que conviene mantener en el equipo, si hay un jugador al que conviene vigilar por su temperamento, ese no es otro que Arturo Vidal. El chileno ya fue motivo de polémica esta temporada por sus explosivos mensajes en redes sociales tras no jugar contra Tottenham ni Valencia. Valverde ha conseguido apaciguar al centrocampista convirtiéndole en revulsivo habitual y éste ha respondido sobre el césped, pero nunca se sabe con un futbolista tan temperamental como imprevisible.

6- ROMA AÚN PESA

Ni afición ni directiva olvidan la dramática eliminación de la temporada pasada en Champions contra la Roma. Unas dudas que este curso no han acabado de disiparse pese a que el Barça marcha líder en LaLiga. Al ‘Txingurri’ le salva en gran parte la gigantesca crisis que ha atravesado el Real Madrid hasta la destitución de Julen Lopetegui, la cual ha eclipsado los numerosos tropiezos que también han protagonizado los culés. Con el conjunto blanco compitiendo en condiciones normales, quién sabe qué sería de Valverde a estas alturas.

7- A VUELTAS CON MALCOM

Un síntoma claro de los roces entre técnico y dirigentes es el caso de Malcom, por quien el Barça pagó 40 millones de euros pese a que Valverde no solicitó en ningún momento el fichaje de un jugador de su perfil. El entrenador mandó su particular mensaje a los mandatarios relegando al atacante brasileño al ostracismo hasta hace bien poco. Aunque la situación del ‘14’ culé puede haber cambiado tras su gol ante el Inter y su posterior titularidad contra el Betis, lo cierto es que la incógnita sigue lejos de despejarse.