Florentino Perez Real Madrid
“Está firmado”: la primera bomba de Florentino ya está aquí
14 marzo, 2019
Zidane Real Madrid
Zidane: “¿Isco y Marcelo? Voy a contar con todos”
14 marzo, 2019

Isco está sentenciado para Florentino (aunque Zidane haya vuelto)

Isco Real Madrid

Unos hablan de revolución y otros de limpia, aunque lo que parece indiscutible a estas alturas es que habrá salidas importantes en el Real Madrid durante el próximo verano. Uno de los nombres que actualmente encabeza la rampa de salida es Isco Alarcón, cuyos problemas de indisciplina a lo largo de la temporada habrían terminado con la paciencia de la directiva, tal y como informa ‘El Confidencial‘.

La destitución de Santiago Solari y la llegada de Zinedine Zidane ha abierto la puerta a la esperanza para el malagueño, aunque será muy complicado que en las últimas once jornadas de Liga se quite el cartel de transferible que en la zona noble entienden que se ha ganado a pulso. En un verano en el que se prevén fichajes importantes, la posibilidad de hacer caja con la venta del centrocampista no es para nada desestimable. Más teniendo en cuenta que una de las llegadas que está casi cerrada es la de Eden Hazard, quien estaría llamado a ocupar su sitio en la zona de tres cuartos.

El club estuvo con Solari hasta el final

Los problemas de actitud de Isco tienen su origen en el enfrentamiento que mantuvo con Solari prácticamente desde la llegada del argentino al banquillo. Por aquel entonces, se encontraba en un mal estado de forma (había pasado un mes de baja recuperándose de una apendicitis) y no contó para el técnico desde el principio. Lejos de intentar cambiar esa situación, el de Arroyo de la Miel insistió en mantener el puso con varios episodios de indisciplina que alcanzaron su punto álgido días antes del cese de Solari, cuando el club decidió expedientar al futbolista.

Ni siquiera la llamada de atención del capitán Sergio Ramos al jugador sirvió para cambiar su actitud, lo cual empeora considerablemente su imagen de cara al club. Las buenas palabras de Florentino Pérez hacia la labor del de Rosario durante el acto de presentación de Zidane confirman de parte de quién ha estado la directiva durante este tiempo. Tras varios meses de desconexión, puede que el malagueño llegue demasiado tarde para intentar salvar su propia cabeza.