Griezmann
El próximo equipo de un Griezmann con pie y medio fuera del Atleti
15 marzo, 2019
Hazard Chelsea
Hazard está al caer: el precio que el Madrid pagaría por su fichaje
15 marzo, 2019

Ni Mbappé ni Hazard: el crack de 160 ‘kilos’ que Zidane está empeñado en traer

Zidane

El regreso de Zinedine Zidane condicionará de forma decisiva la política de fichajes del Real Madrid. A diferencia de como ha sido habitual en el club blanco bajo el mandato de Florentino Pérez (con la única salvedad de la era Mourinho), será el técnico quien asuma plenos poderes a la hora de planificar la plantilla. Aunque hay varios futbolistas que llevan siendo deseo de la entidad desde hace tiempo, el entrenador francés también tiene sus preferencias.

En la parcela de ataque, hay un jugador en concreto al que Zizou quiere desde hace tiempo y que el próximo verano puede convertirse en realidad. Se trata del senegalés Sadio Mané, quien hace unos días volvió a brillar en la clasificación de Liverpool para cuartos de final de Champions ante el Bayern de Múnich. En una temporada en la que el rendimiento de Mohamed Salah está un escalón por debajo de la anterior, el veloz extremo izquierdo del conjunto ‘red’ no baja el pistón y suma 19 goles. Así lo demostró en el Allianz Arena con un doblete en el que destacó especialmente el primero de los goles, en el que resolvió con un exquisito regate ante la salida de Neuer.

La dura negociación con el Liverpool

Exhibiciones como ésta son las que estarían tentando seriamente al Real Madrid a lanzarse a por su fichaje. Sin embargo, los deseos del club blanco pueden topar con la cerrazón de un Liverpool que en las últimas temporadas ha demostrado no ponerlo nada fácil a la hora de dejar salir a sus estrellas. Y es que los suculentos contratos televisivos que se manejan en la Premier League generan unos ingresos suficientes como para el equipo de Anfield no tenga ninguna necesidad de vender.

Bien lo supo el Barça con el caso de Philippe Coutinho, en el que ni siquiera la rebeldía del futbolista sirvió para forzar el traspaso hasta la siguiente ventana de fichajes y por un elevado precio de 160 millones de euros. Precisamente, esa es la misma cifra en la que se moverían las pretensiones económicas del Liverpool por una supuesta venta de Mané, tal y como el diario británico ‘Mirror’ publicó en su momento. Florentino Pérez debe tomar nota de estos antecedentes si quiere traer al futbolista más codiciado por su entrenador.