Atleti Arsenal Griezmann

El Atleti nunca deja de creer

El Atlético sacó un 1-1 del Emirates Stadium que vale puro oro, un resultado que da alas a los rojiblancos para alcanzar la final de Lyon. Con un hombre menos y sin Simeone desde el inicio del choque, resistieron heroicamente y se sobrepusieron al gol de Lacazette con un tanto de Griezmann en la recta final.

El ‘7’ colchonero, señalado en el 1-0 por una pérdida de balón, se redimió con el tanto del empate. La fortuna le acompañó tras ganar un balón largo a la espalda de la defensa, llevarse la pelota de rebote y aprovechar un resbalón de Mustafi para marcar a placer. Oblak hizo el resto del trabajo con una de sus milagrosas actuaciones que son prácticamente rutina para el esloveno, el mejor portero del mundo por si había alguna duda.

Gloria y honor para los soldados del Cholo, quienes firmaron uno de los capítulos más épicos de su historia europea. Y bonita forma de celebrar los 115 años de historia que cumplía el club. El Wanda Metropolitano decidirá, pero, visto lo visto, las sensaciones no pueden ser mejores.