Koke se doctora como mediocentro

Entre las buenas actuaciones individuales que se apreciaron en el Atlético durante el partido del Camp Nou, llamó especialmente la atención la de Koke Resurreción. Junto con Saúl tenía la difícil tarea de que no se notara la ausencia de un peso pesado como Gabi. No sólo lo consiguió, sino que los rojiblancos protagonizaron una de sus mejores actuaciones de la temporada a nivel de juego contra todo un Barça.

Fue quien más balones robó en el Camp Nou con 12 recuperaciones

Koke no sólo destacó llevando la manija del equipo de Simeone con total acierto, sino que también demostró galones con una importante presencia defensiva en la medular, uno de los aspectos por los que venía siendo criticado en sus actuaciones como mediocentro. Todo ello lo atestiguaron sus estadísticas durante el choque de vuelta de semifinales de Copa, ya que el vallecano completó 87 pases en 97 intentos (89,7% de precisión) y fue el jugador del partido que más balones robó con 12 recuperaciones.

El ‘6’ del Atlético también protagonizó acciones determinantes en el plano ofensivo asistiendo a Gameiro en la jugada en la que fue objeto de penalti. Instantes después del fallo desde los 11 metros, filtró otro balón magistral a Griezmann para que éste a su vez asistiera en la jugada del 1-1. Durante el primer tiempo ya se encargó de probar a Cillessen con un disparo desde la frontal tras un robo que él mismo protagonizó. En definitiva, un partido de lo más completo en un escenario ideal para consagrarse como mediocentro.

Imprescindible para Simeone

Lo visto de Koke en el Camp Nou es una constatación de lo que ya se venía intuyendo esta temporada, que es una pieza imprescindible en el Atlético. Con 2.761 minutos entre todas las competiciones, es el futbolista que más ha jugado de la plantilla en lo que va de campaña. Tan sólo se ha perdido el duelo liguero frente al Málaga por sanción y la eliminatoria copera ante al Guijuelo para tener algo de descanso. Otro dato revelador es su estadística de pases en LaLiga, ya que su media de 73 pases por partido tan sólo es superada por el sevillista N’Zonzi. Está preparado para ser el cerebro de los colchoneros.