La asignatura pendiente de Gameiro

El gol lo es todo en el fútbol, más cuando se trata de la posición del delantero centro. Pese a que su rendimiento no está siendo malo, a Gameiro le está faltando lo más importante para consolidarse en el Atlético. El francés ofrece minutos de calidad, corre, pelea e incluso da buenas asistencias. Sin embargo, su buen juego se apaga cuando debe definir ante la portería rival. Esa es su principal asignatura pendiente a día de hoy.

Gameiro promedia un 50% de acierto a la hora de disparar a portería

Con 12 tantos en lo que va de competición, es Antoine Griezmann quien una temporada más está tirando del carro goleador del Atlético. Todo ello a pesar de que el ‘7’ rojiblanco encadenó una racha de más de un mes sin marcar. Cabe recordar que Gameiro llegó este verano al equipo del Manzanares con el cometido de ser la referencia ofensiva y liberar a su compatriota de esa carga exclusiva. En las últimas dos temporadas, ni Mandzukic, ni Torres, ni Vietto, ni Jackson (este último apenas duró medio año en Madrid) han logrado superar la barrera de los 15 goles en Liga, un objetivo acorde al rendimiento del francés en el Sevilla.

¿Cuestión de precisión?

Si se miran los números de Gameiro en Liga, se contabilizan hasta 34 disparos que han dado lugar a 6 goles. Por tanto, el atacante galo necesita disparar unas 6 veces para transformar un gol. A la hora de afinar sus disparos entre los tres palos, la estadística refleja un 50% de acierto, un dato relativamente bajo en comparación con el acierto del 61% que promedia Griezmann.

Para recordar la última diana del ’21’ colchonero hay que remontarse al mes de diciembre, cuando anotó en la victoria frente a Osasuna. Pese a todo, su desempeño le otorga cierto crédito, pues su actitud dista de la apatía de otros delanteros que han pasado recientemente por el club. Este hecho lo corroboran actuaciones como la que protagonizó recientemente en Ipurúa, donde dio una buena asistencia de gol a Griezmann nada más ingresar en el terreno de juego. Si a este rendimiento le acompaña pronto el acierto, será indiscutible.