Fernando Torres

¡Levántala Fernando!

La final de la Europa League supone para el Atlético algo más que la oportunidad de protagonizar un nuevo éxito. Los rojiblancos también quieren brindar la despedida perfecta a uno de sus grandes ídolos, un Fernando Torres que aún no ha conseguido ganar un título con el equipo de su vida. “Ganar en mi club, en el Atlético, en mi casa, es algo que soñaba desde pequeño. Sería un perfecto final”, confesó hace unos días. Esta copa tiene que ser la del Niño, quien ya estuvo muy cerca hace dos años en Milán, donde fue titular y vio cómo el Real Madrid finalmente se llevó la Champions en los penaltis. Durante estos días se ha especulado con la posibilidad de que sea el ‘9’ quien levante el trofeo en caso de vencer en Lyon. Incluso el presidente Enrique Cerezo ha dado su bendición a la idea horas antes del partido. “Lo importante es ganarla, y una vez que la hayamos ganado la puede levantar cualquiera, y si es Fernando, pues mejor”, afirmó el mandatario.

Finalista experto

Pese a precedentes como éste, lo cierto es que al de Fuenlabrada no le ha ido nada mal en este tipo de encuentros. De las diez finales que ha disputado a lo largo de su carrera profesional, en cinco marcó gol. Lo que le aporta un grado de experiencia también a tener en cuenta. “Haber jugado finales te hace saber hacia dónde se va decantando. Cuando ganas te das cuenta de que hay similitudes, también en las que pierdes. Eso sirve para saber cómo reaccionar. Eso te lo da el tiempo, la edad, la experiencia… Te sirve para hablar y explicar a los que han jugado menos. Pero todos sabemos que cada detalle cuenta, incluso los que parecen insignificantes, aprender también de las derrotas”, afirmó al respecto.

Torres también sabe ya lo que es ganar una Europa League marcando en la final. Sucedió en la de la temporada 2012-13 disputada entre Chelsea y Benfica, cuando anotó el primero para los ingleses en un partido que terminaron ganando por 2-1. Un año antes, tuvo varios minutos en la final de Champions que el conjunto londinense ganó al Bayern en los penaltis y que sirvió para que el delantero ganase la única Orejona de su carrera. Con la camiseta ‘blue’, también vio portería en las finales de Community Shield de 2012 contra el Manchester City y de Supercopa de Europa contra el Bayern en 2013, aunque ambas acabaron con derrota para los suyos. No obstante, la más recordada de sus apariciones finalistas fue la primera de todas en la Eurocopa de 2008 contra Alemania. No pudo salir mejor para el delantero, ya que marcó el gol que dio un título a España 44 años después. Cuatro años más tarde, en la final del mismo torneo, repitió haciendo el 3-0 contra Italia. No tuvo la suerte de anotar en la del Mundial de 2010 –aunque intervino en la jugada del histórico gol de Iniesta– ni tampoco en la de la Copa Confederaciones de 2013.

En el club de los 400

Con lo bueno y con lo malo, se trata del currículum que todo futbolista sueña con tener y que ampliará en el Parc Olympique Lyonnais. El Marsella también es un rival conocido para Torres, al que se enfrentó cuatro veces durante su etapa como jugador del Liverpool, todas ellas en la fase de grupos de la Champions League (ediciones 2007-08 y 2008-09), y al que le marcó un gol. Con esta Europa League, puede dejar el Atlético en lo más alto, con un título que ponga la guinda a los más de 400 partidos que ha disputado como colchonero. Sólo otros siete jugadores han rebasado dicha cifra: Adelardo, Tomás, Collar, Aguilera, Calleja, Arteche y Gabi. Pase lo que pase, es historia viva del club.