Payet Thauvin Marsella

Payet y Thauvin: peligro a dos bandas

La conexión entre el máximo asistente de Europa y el goleador del Marsella supone la mayor amenaza para el Atlético. Juntos conforman una de las duplas más letales del continente, como han demostrado a lo largo del torneo

No, el Marsella no se ha plantado en esta final de la Europa League por un golpe de suerte. La conocida calidad de Dimitri Payet y la explosión goleadora de Florian Thauvin han otorgado un enorme salto de calidad al equipo que competirá con el Atlético por el título. Los dos jugadores franceses constituirán un doble peligro para los rojiblancos en Lyon, capaces de desatar un torrente de fútbol en el ancho de tres cuartos si no se les logra maniatar. Las cifras no engañan al respecto. Con 24 asistencias entre todas las competiciones, ningún futbolista de las grandes ligas europeas ha repartido más goles que Payet. Siete de ellas las ha dado en esta edición de la Europa League, torneo en el que también lidera la estadística.

Vuelve el Payet de 2016

El galo juega usualmente por detrás del delantero, aunque goza de libertad para moverse por todo el frente de ataque para que el Olympique pueda sacar el máximo provecho de su estrella. A este rol hay que sumar un plus no menos importante, el de ser uno de los mejores lanzadores del mundo a balón parado. Su incidencia ha sido decisiva en cada una de las eliminatorias superadas por los suyos ante Braga (una asistencia), Athletic (dos goles y una asistencia), RB Leipzig (un gol y una asistencia) y Salzburgo (tres asistencias). A sus 31 años, Payet acumula una larga trayectoria en el fútbol francés pasando por Nantes, Saint-Etienne, Lille y Marsella. Tras despuntar en el Vélodrome hace tres temporadas a las órdenes de Marcelo Bielsa, dio el salto a la Premier League fichando por el West Ham. 2016 fue su año sin duda alguna, en el que se convirtió en una de las grandes revelaciones de la Premier League y de la Eurocopa celebrada en su país. Aquel mismo verano, su caché se disparó hasta sonar para varios de los mejores clubes del continente. Sin embargo, todo ascenso suele tener su caída, y la del galo tuvo lugar tras seguir en Londres y declararse en rebeldía a mitad de la pasada campaña. Fue esta situación la que terminó forzando su vuelta al Marsella, donde ha logrado reencontrarse con su mejor nivel.

La madurez de Thauvin

De buena parte del juego que genera Payet se beneficia Thauvin, máximo goleador del conjunto francés con 26 dianas entre todas las competiciones (tres en esta Europa League). Pese a no ocupar la posición de delantero, su diagonal desde la banda derecha se ha convertido en la mejor arma del cuadro entrenado por Rudi García. Su caso es el de otro futbolista que ha tenido que dar vueltas hasta terminar de romper. Llegó al Olympique hace cinco años procedente del Bastia con la vitola de joven promesa. Tras unos inicios ilusionantes en el fútbol francés, el Newcastle no dudó en pagar 18 millones de euros por su fichaje en el verano de 2015. Sin embargo, no terminó de cuajar en la Premier y acabó emprendiendo el viaje de vuelta al Vélodrome. Más maduro y centrado, Thauvin al fin se ha convertido en la figura que todos esperaban. La final de Lyon se presenta como el escenario ideal para mostrar a toda Europa de lo que es capaz. Por si fuera poco, todo ello con Mundial a la vista tanto para él como para Payet.