Pros y contras para la remontada

El Atlético buscará esta noche en el Sánchez Pizjuán levantar el 1-2 de la ida para estar entre los semifinalistas de la Copa del Rey. Los colchoneros afrontan un escenario que les es poco común, condicionados por un resultado que les obliga a salir al ataque. Son muchos los factores por los que se trata de una empresa complicada para los del Cholo, quienes también tienen a lo que agarrarse para creer en la remontada.

Sin Costa pero con Griezmann

El cuadro rojiblanco no sólo se enfrenta a un marcador adverso en territorio hostil, sino que cuenta con la baja del que viene siendo su hombre más determinante en el ataque. En menos de un mes, Diego Costa ha cobrado un peso extraordinario en el equipo, como ya se pudo comprobar en la ida de la eliminatoria. Su ausencia será un drama más llevadero si en la delantera hay otra figura de talla mundial como es Antoine Griezmann.

El francés está llamado a tirar del carro y demostrar por qué el Atlético se ha mantenido en lo más alto sin el brasileño durante los últimos tres años. Además, viene de marcar en el último partido frente al Girona, gol con el que suma 9 en lo que va de curso. Su socio en el ataque puede ser otro con el que tiene una perfecta sintonía, su compatriota Kevin Gameiro. De la conexión entre ambos han nacido 17 goles desde que el ’21’ llegase la pasada campaña procedente del Sevilla, a donde hoy regresa.

Hay precedentes

El Atlético del Cholo no se ha caracterizado por lograr remontadas históricas, pero sí tiene un par de precedentes a doble partido en los que consiguió levantar un marcador adverso. El primero fue en la Champions 2014-15 ante el Bayer Leverkusen, cuando los colchoneros igualaron el 1-0 de la ida y obtuvieron el pase en los penaltis. El segundo fue en la siguiente edición de la máxima competición europea ante todo un Barça, cuando la derrota por 2-1 en el Camp Nou fue revertida con otro 1-0 en el Vicente Calderón.

A diferencia de aquellas ocasiones, los rojiblancos no contarán con el calor de su afición y necesitarán más de un gol. Un escenario similar al que ya vivieron el pasado curso ante el Barça en Copa, cuando visitaron el Camp Nou con la necesidad de remontar un 1-2. Sólo la falta de acierto y un gol mal anulado a Griezmann evitaron la machada en un encuentro que finalizó 1-1 y que también puede servirles de ejemplo. Si el Atlético se aplica como aquella vez, al menos tendrá sus opciones en Nervión.