Thomas se lo curra

A Thomas Partey le está llegando su recompensa. El centrocampista ghanés se ha convertido en uno de los futbolistas de la segunda unidad más utilizados por Simeone. No hace excesivo ruido, pero siempre trabaja y cumple, lo que suele tener su premio con el técnico argentino. No estaba siendo una temporada sencilla para el futbolista de 23 años, quien había perdido el protagonismo con el que terminó la pasada campaña, cuando gozó de la confianza de su entrenador en los decisivos encuentros de Liga de Campeones frente a Barça, Bayern y Real Madrid.

Apuesta de futuro

La participación en la Copa África ha marcado un antes y un después para Thomas en el actual curso. Allí lo jugó prácticamente todo con una selección de Ghana que alcanzó las semifinales del torneo. A su vuelta al conjunto rojiblanco, su situación también ha mejorado llegando a disputar seis de los últimos siete encuentros, dos de ellos como titular en Riazor y Los Cármenes, algo que hasta entonces no le pasaba en LaLiga desde el 30 de abril de 2016 frente al Rayo Vallecano. En Gijón también se llevó las alabanzas del Cholo en un partido que cambió a raíz de las sustituciones.

Y es que su despliegue físico le convierte en un revulsivo ideal para todo tipo de escenarios, aunque tampoco se debe subestimar su calidad con la pelota en los pies, impropia de un jugador de su perfil. También ha tenido buenas noticias fuera del césped, ya que hace un mes firmó la renovación con el Atlético hasta 2022, un acuerdo que le consagra como una apuesta de futuro del club. “El Atlético de Madrid es el club que me lo ha dado todo. Es uno de los grandes de Europa. Le estaré agradecido siempre”, dijo tras la firma del contrato. De seguir este camino, raro será que no sigan mejorando las cosas para Thomas, un jugador que se lo curra.