El Barça y la Champions, una historia marcada por la polémica arbitral

El Barça firmó uno de sus episodios más épicos en Liga de Campeones remontando ante el PSG, aunque el logro en esta ocasión tampoco estuvo exento de polémica arbitral. Dos de los goles de los culés llegaron por penaltis que dieron que hablar, uno muy cuestionable sobre Neymar (el jugador hace por tropezar con la cabeza de Meunier) y otro que inequívocamente fue un piscinazo de Luis Suárez y que debió costarle la segunda amarilla.

Entre otras cosas, los parisinos también reclamaron una mano de Mascherano dentro del área y otro penalti del argentino sobre Di María que el propio defensor reconoció haber cometido tras el encuentro. Sin lugar a dudas, este partido ingresará en el ‘hall of fame’ de polémicas arbitrales que han favorecido al Barça en la máxima competición europea. Estos fueron los otros casos más sonados.

El ‘Ovrebazo’ de Stamford Bridge (2008/09): Hasta cinco penaltis reclamaron los futbolistas del Chelsea al colegiado noruego Tom Henning Ovrebo, una de las peores actuaciones arbitrales que se recuerdan y que tuvo al Barça como principal beneficiario.

Mourinho no paró de preguntarse ‘¿por qué?’ tras la expulsión de Pepe (2010/11): Real Madrid y Barça disputaban un histórico Clásico en semifinales de Champions con la rivalidad en todo su apogeo. El duelo entre los equipos de José Mourinho y Pep Guardiola quedó una vez más manchado por la polémica arbitral a raíz de una expulsión de Pepe que condicionó la eliminatoria.

La última Champions del Barça también tuvo su condicionante arbitral (2014/15): Barça y Juventus empataban 1-1 cuando Paul Pogba cayó en el área tras un empujón de Dani Alves. El árbitro no señaló la acción y Luis Suárez marcó el segundo gol tan sólo tres minutos después.