Barça Real Madrid Cristiano Bale

La Decimotercera deja aturdido al Barça

Pese a que el mérito es incuestionable, de poco le han servido al Barça los títulos de Liga y Copa del Rey. La decimotercera Champions del Real Madrid cambia completamente la perspectiva de los culés. En el último lustro, los blancos ya ha levantado las mismas Orejonas que el conjunto azulgrana durante la ‘era Messi’. Los de Ernesto Valverde han sido más fiables que los de Zinedine Zidane en el global de la temporada, pero el histórico tropiezo en Roma marca la diferencia con un rival que ha vuelto a llevarse el premio gordo. Y van tres temporadas consecutivas, las mismas que han acabado con el Barça cayendo en cuartos de final de la máxima competición continental.

¿Priorizar la Champions?

Son días de autocrítica para un equipo con el orgullo herido y que experimenta sensaciones contradictorias. El mensaje publicado por Carles Puyol la misma noche del sábado en Twitter resume el sentir de una inmensa parte del barcelonismo. “Cuatro Champions en cinco años con uno de los mejores Barça de la historia… tenemos que reflexionar en las prioridades”, señaló. Preguntado sobre si la solución es tirar las otras dos competiciones, el mítico exjugador fue muy claro. “La Liga no se puede tirar nunca, pero la Copa la tienen que jugar los que no juegan habitualmente, y estar a tope para la Champions”, añadió.

En cuanto al próximo proyecto, no hay demasiadas certezas a las que agarrarse de momento. Con la marcha de Andrés Iniesta, se pierde otro pedazo importante del glorioso pasado reciente que marcaba el camino de algún modo. El club ha dejado de apostar por la cantera y lo hace por los fichajes a golpe de talonario, lo mismo que tanto criticó del Madrid en su momento. Por lo tanto, poco queda de la famosa identidad de La Masía, aunque ni en esa nueva faceta sabe muy bien el Barça que es lo que le espera. Antoine Griezmann, la gran apuesta para el próximo periodo de mercado, guarda silencio durante estos días. Ya no parece que su fichaje esté tan claro como hace unas semanas. Mucha incertidumbre para un equipo aturdido por el ruido procedente de la capital.