CELTA-BARCELONA

El Barça, sin canteranos 16 años después

El Barça se juega la posibilidad de ganar un título el próximo sábado en la final de la Copa del Rey ante el Sevilla. Ernesto Valverde ya aviso que haría rotaciones ante el Celta de Vigo en previsión al partido que se disputará en el Wanda Metropolitano. Una vez conocido el once el único superviviente fue Marc André Ter-Stegen. La curiosidad fue que dentro del equipo que puso en liza no había ningún catalán, ni  ningún canterano culé. En el banquillo se encontraban Messi y Sergi Roberto que disputaron algunos minutos, y un Jordi Alba que se quedó sin jugar ni un sólo minuto. En Barcelona se quedaron jugadores importantes como Piqué, Iniesta y Busquets.

Desde 2002 el Barcelona no concurría en un partido sin ningún jugador formado en La Masia. Carles Rexach drigía al equipo y salía con el siguiente once frente al Athletic Club: Bonano, Reiziger, Christanval, Abelardo, Coco; Cocu, Rochemack; Luis Enrique, Rivaldo, Overmars y Saviola. 16 años después ha vuelto a ocurrir, en Vigo, Valverde se olvidó de los jóvenes talentos del Barcelona, para dar minutos a los menos habituales y los fichajes que han llegado esta temporada y no se han hecho un hueco en el once titular.

Esta situación ha abierto el debate sobre si el Barça ha dejado de trabajar con las categorías inferiores como lo hizo en épocas anteriores, en los últimos años varios talentos han abandonado la disciplina barcelonista en busca de una oportunidad en otros grandes de Europa.

Algo lejos queda ya el momento en el que Tito Vilanova jugó con un equipo repleto de canteranos. En un principio Dani Alves apareció de inicio, pero se lesionó y fue sustituido por Montoya. El equipo quedaba de la siguiente manera: Valdés; Montoya, Piqué, Puyol, Jordi Alba; Xavi, Busquets, Cesc; Pedro, Messi e Iniesta.