La brutal celebración de Messi que no se vio en televisión

Messi enloqueció con el gol de Sergi Roberto que consumaba la remontada y dejaba al PSG fuera de la Champions. El astro argentino corrió, como alma que lleva el diablo, a celebrarlo con su afición. Los efectivos de seguridad tuvieron que emplearse más que el portero parisino en parar a los espontáneos que saltaban al césped para celebrar la histórica gesta con los jugadores.