Messi Iniesta celebración gol Barça Chelsea

Iniesta y Messi señalan el camino a cuartos

Chelsea y Barça empataron 1-1 en la ida de octavos de final de Champions, un gran resultado para los de Ernesto Valverde dado cómo transcurrió el partido. Y es que los culés llegaron milagrosamente vivos al descanso tras dos disparos de Willian a la madera. Tras el paso por los vestuarios, el brasileño no perdonó adelantando a los locales con un disparo raso desde la frontal.

Con el conjunto blaugrana completamente bloqueado ante la muralla defensiva planteada por Conte, un error de los blues fue aprovechado por Iniesta para robar y dar el pase de la muerte a Messi, quien no perdonó. Paso de gigante para el Barça, aunque todo abierto para la vuelta en el Camp Nou que tendrá lugar el 14 de marzo.