Pochettino

Un enemigo declarado del Barça para entrenar en el Bernabéu

Muchas son las razones por las que Mauricio Pochettino da con el perfil para convertirse en el máximo candidato para suceder a Zinedine Zidane en el banquillo del Real Madrid. No es su relación con el eterno rival de los blancos una de las más importantes, pero lo cierto es que su historial de declaraciones sobre el Barça no pasa desapercibido.

Las reiteradas ocasiones en las que ha asegurado que nunca entrenará al conjunto culé suponen otro punto a su favor de cara a gran parte del madridismo. “Yo no seré nunca entrenador del Barcelona o del Arsenal porque estoy muy ligado al Tottenham. Yo he crecido en Newell’s y no entrenaré jamás a Rosario Central. Esta es mi decisión. Preferiría trabajar en mi granja en Argentina que ir a trabajar a ciertos lugares“, llegó a declarar el pasado mes de enero en una comparecencia.

Del mismo modo, si Pochettino no generaba ya excesivas simpatías en el Camp Nou, su fichaje por el club blanco le puede convertir en un enemigo en toda regla. Y es que su pasado como jugador y técnico del Espanyol ha sido crucial al respecto. “No me identifico con los valores del Barcelona. Soy una persona abierta que llegué desde Argentina, soy argentino, tengo el pasaporte español. Me siento muy bien en Catalunya, en Barcelona, creo que es mi ciudad y va a ser mi ciudad. He crecido con unos valores completamente diferentes”, reconoció en una entrevista concedida a El Chiringuito.

Encontronazo con Guardiola

El pasado mes de octubre, tuvo lugar otro episodio con el que quedó patente que el técnico argentino no guarda demasiada simpatía por todo lo relacionado con el Barça. El entrenador del Tottenham tuvo un sonado rifirrafe con Pep Guardiola a raíz de unas declaraciones en las que el de Sampedor se refirió al conjunto londinense como “el equipo de Harry Kane”.

Conozco bien a Guardiola. Cuando está excitado por una gran victoria, le cuesta mantener la compostura y seguir siendo un caballero. Fue una falta de respeto en muchos sentidos. Cuando él estaba en el Barcelona yo nunca me refería a ellos como ‘el equipo de Messi’. Creo que es malo porque los jugadores se ríen de eso. Si eres un entrenador tienes que ofrecer algo más, ¿no? Estar por encima de eso”, fue su dura contestación. Por razones como ésta, quizá ha nacido para entrenar al Real Madrid.