Rakitic, de la titularidad al ostracismo

Ha pasado de titular indiscutible a ser la última opción en el interior derecho. La situación de Rakitic en el Barça se ha convertido en un enigma difícil de descifrar. Desde que fue titular en el Clásico, el croata apenas ha jugado 171 minutos en los últimos 7 partidos. Ambos fueron en Copa del Rey frente a Hércules y Athletic. En el reciente partido de vuelta de octavos de final ante los rojiblancos, el ‘4’ se volvió a quedar fuera de la alineación y apenas tuvo 10 minutos en el segundo tiempo. Pese a estar descansado tras no ir convocado a Villarreal, Luis Enrique optó por situar a Rafinha en su posición.

Rakitic suma 171 minutos de juego en los últimos 7 partidos del Barça

Se trata de una circunstancia extraña para un futbolista que desde su llegada ha destacado por su eficiencia y regularidad. Este hecho sí lo valora la afición culé, la cual le ovacionó cuando ingresó en el césped ante el Athletic. De seguir esta situación, el futuro del centrocampista balcánico en Barcelona puede estar en entredicho. Aunque su contrato finaliza en 2019, la prioridad del club en estos momentos es la renovación de Leo Messi.

La difícil tarea del interior derecho blaugrana

Cuesta adivinar el motivo por el que el rendimiento de Rakitic no está convenciendo a Luis Enrique. Esa vacante que ha dejado el croata en la medular ha sido ocupada por André Gomes, Denis Suárez y Rafinha durante los últimos encuentros. La del interior derecho blaugrana es una de las posiciones donde el técnico asturiano viene haciendo más rotaciones por la exigencia que conlleva. La completa libertad de Messi para moverse por el ataque y la tendencia a incorporarse de Sergi Roberto condicionan al futbolista que ejerza este rol, quien debe abarcar bastantes metros y calibrar muy bien sus movimientos.