Atleti Barça Valverde

La revolución silenciosa de Valverde

A diferencia de otros que han pasado por el banquillo del Camp Nou, Ernesto Valverde no es un purista del estilo ni se caracteriza por realizar grandes aspavientos. Desde esa discreción más absoluta, el técnico extremeño ha transformado al Barça en descomposición del mes de agosto en el actual invicto de Europa. Curiosamente, ha sido la derrota del Manchester City de Guardiola la que ha provocado que el conjunto culé sea el único de las grandes ligas que aún no conoce la derrota.

51 puntos en la primera vuelta con 52 goles a favor y 9 en contra

Tanto blaugranas como citizens son considerados dos de los equipos más en forma del momento. El del ‘Txingurri’ (52 goles a favor en 19 jornadas) no ha sido tan exuberante en ataque como el de Pep (67 en 23 jornadas), pero ha demostrado que con eficacia y pragmatismo se puede, como mínimo, llegar a conseguir lo mismo. Algo muy similar puede decirse si se compara el Barça actual con el entrenado por el de Sampedor. Por lo pronto, los culés han encadenado en Anoeta 29 partidos sin perder superando el mejor registro de la ‘era Guardiola’. Por delante sólo queda el récord de Luis Enrique, quien mantuvo al equipo invicto durante 39 encuentros consecutivos.

A por las Ligas de los 100 puntos

Con una plantilla que fue considerada la más limitada de los últimos años tras la salida de Neymar, Valverde está consiguiendo evocar la grandeza de la época dorada del club en cuanto a resultados. De hecho, los 51 puntos obtenidos por los blaugranas suponen la tercera mejor primera vuelta de la historia del campeonato. Sólo el propio Barça consiguió mejores registros en el ecuador de la temporada 2010-11 (52 puntos) y de la 2012-13 (55). A tiro está la posibilidad de firmar el mejor curso liguero de la historia superando los 100 puntos obtenidos por el Real Madrid de José Mourinho en la campaña 2011-12 y el Barça de Tito Vilanova en la 2012-13. Esto es lo que va camino de conseguir el entrenador nacido en Viandar de la Vera con poco ruido y mucho trabajo.