Levante Barça

De Roma a Valencia: dos tropiezos que empañan la temporada del Barça

El Barça perdió en el Ciudad de Valencia el único aliciente que la quedaba esta campaña para mantener cierta tensión competitiva. La victoria del equipo granota deja a los culés sin su racha de imbatibilidad y, lo que es peor, con la sensación de que una victoria del Real Madrid en Kiev ensombrecerá el doblete Liga-Copa. Sin embargo, más que el 5-4 final, en el equipo azulgrana dolió el cómo se produjo.

Parecía que lo sucedido en la eliminación en Champions contra la Roma había quedado en un episodio aislado. Sin embargo, ante el Levante reaparecieron los problemas que condenaron a los de Ernesto Valverde en la máxima competición continental: desorden, falta de intensidad, fragilidad defensiva… El 5-1 que llegó a campear en el marcador a los 56 minutos no admitió dudas, aunque luego los visitantes maquillasen el resultado.

Sólo con Griezmann no bastará

Volvió el Barça a las andadas y protagonizó un bochorno con escasos precedentes en la historia del club. Y es que hay que remontarse hasta hace 15 años para recordar la última vez que los culés encajaron una manita (5-1 contra el Málaga). Evidentemente, no se puede pasar por alto la ausencia en el choque de Leo Messi, algo que pone más en evidencia al resto de sus compañeros al dejar patente la dependencia que hay del astro argentino.

La pésima actuación de refuerzos que llegaron para este curso como Yerry Mina y Nelson Semedo también dará mucho que hablar. La sensación es que la plantilla demanda refuerzos en todas sus líneas y que, por tanto, este Barça va a necesitar mucho más que Griezmann para regresar a lo más alto de Europa. Dado el elevado precio que pueden pagar por el delantero del Atlético, habrá que ver como se las ingenian en las oficinas del Camp Nou para cubrir todas sus necesidades.