Umtiti, de simple talismán a imprescindible

La derrota del Barça en Riazor (2-1) corroboró una llamativa tendencia del conjunto de Luis Enrique, el cual está cosechando resultados mucho más pobres en sus partidos sin Samuel Umtiti. Sin el central francés, el balance de los culés es de 2 triunfos, 6 empates y 3 derrotas, mientras que han obtenido pleno de victorias en sus 16 encuentros de LaLiga con él sobre el césped.

Se dijo en un principio que Umtiti era para el Barça una especie de talismán, aunque dicha definición se queda corta a estas alturas. Semejantes números no parecen una cuestión de superstición, sino de que el defensor es ya una pieza fundamental en el cuadro blaugrana. Tras participar en diez partidos consecutivos, Luis Enrique consideró que era el momento de darle descanso en el choque frente al Deportivo. El resultado no pudo ser peor, una derrota que pone fin a 19 jornadas de imbatibilidad y supone un duro paso atrás en la lucha por el título de Liga.