Derbi Manchester

El derbi de Manchester acabó en pelea en los vestuarios

El partido entre Manchester United y Manchester City (victoria por 1-2 para los de Guardiola) va a tener durante los próximos días repercusión por motivos que poco tienen que ver con lo sucedido sobre el césped de Old Trafford. Y es que ambos conjuntos protagonizaron una multitudinaria tangana con más de una veintena de implicados, tal y como apuntan los medios ingleses.

Al parecer, todo empezó porque Mourinho se acercó al vestuario visitante, en plena fiesta y con la música a todo volumen, para recriminarles una actitud que consideró irrespetuosa. El técnico portugués recibió un botellazo y tuvo un fuerte encontronazo con el guardameta Ederson, mientras que Mikel Arteta -integrante del cuerpo técnico de Guardiola– fue herido en la frente por otro golpe de botella propinado por Lukaku. A falta de conocerse más detalles sobre lo ocurrido, lo que es seguro es que se ha escrito un nuevo capítulo en la historia de rivalidad entre los equipos de Mourinho y Guardiola.