Dries Mertens: Killer por sorpresa

El ‘14’ del Nápoles se ha acoplado a la perfección al rol de referente en el ataque. Sus cualidades poco tienen que ver con las de un delantero con presencia física en el área. El belga es un bajito (mide 1,69) con querencia por el fútbol asociativo y que está destacando por su rapidez e inteligencia, virtudes que han casado a la perfección con la propuesta de Sarri.

El Nápoles afrontaba el inicio de la presente temporada con la gran duda de si lograría sobrevivir dignamente a la baja de Gonzalo Higuaín. El delantero argentino terminó la pasada edición de la Serie A con 36 goles, el 45% de los anotados por los partenopeos durante el campeonato. Para cubrir semejante cota de dependencia goleadora, llegó Arkadiusz Milik, quien ofreció buenas sensaciones en el primer tramo de competición con 7 tantos en sus primeros 9 partidos. Sin embargo, la rotura de ligamento cruzado sufrida por el polaco en octubre provocó que los planes del conjunto italiano dieran al traste.

Mertens suma 14 goles en los últimos 11 partidos

Obligado a reinventar su plan sobre la marcha, Maurizio Sarri terminó hallando más que una solución en Dries Mertens, quien hasta entonces solía ejercer como revulsivo en la banda izquierda o en la mediapunta. Nadie habría imaginado hasta qué punto funcionaría lo de situar al belga como falso delantero. Tanto que acumula 14 goles en los últimos 11 partidos, unos números de auténtico crack firmados por un futbolista que hasta hace poco era considerado un suplente de lujo en el mejor de los casos.

Números de delantero ‘top’

Al comprobar sus cifras realizadoras a lo largo de su carrera, se observa que en algún momento insinuó ese olfato de cara a portería en una liga menor como la holandesa, donde llegó a marcar 21 goles con el PSV. En Italia no sólo ha recuperado esta cualidad, sino que la ha potenciado brutalmente. Al ritmo que va, podría acabar perfectamente la temporada superando los 30 goles en la Serie A. A sus 29 años, está en el mejor momento de forma de su carrera y el Nápoles no parece dispuesto a desperdiciarlo.

Las estadísticas de Mertens dejan entrever esa pillería que le está caracterizando en la zona de ataque. De las 20 dianas que suma entre todas las competiciones, 5 han sido en el área chica, 13 en el área grande y sólo 2 desde fuera de ésta. Así mismo, 14 de sus tantos han sido con su pierna diestra y 6 con la zurda, por lo que queda patente que el remate de cabeza no es su fuerte, lo que no le impide gozar de oportunismo a la hora de culminar las jugadas.

Si esa inteligencia en la búsqueda de ocasiones se combina con un notable acierto en la definición (65% de precisión a la hora de afinar a portería), el resultado es un delantero letal. Por si fuera poco, también es un peligro a la hora de encarar a los defensas, ya que no duda en sacarle partido a su regate. De hecho, es el que más lo ha intentado de su equipo durante lo que va de liga con 83 intentos de dribbling (3,8 por partido) con los que ha conseguido marcharse de su rival en 44 ocasiones. La defensa del Real Madrid tiene buenas razones para andarse con pies de plomo.