La oportunidad de Tayfun

El Bayer Leverkusen afronta la vuelta de la eliminatoria en una situación bastante extraña. En el banquillo se sentará otro inquilino diferente al de la ida tras la destitución de Roger Schmidt hace poco más de una semana. Tayfun Korkut ha sido el elegido para sustituirle, un viejo conocido del fútbol español que militó en las filas de la Real Sociedad (2000-2003) y el Espanyol (2003-2004) durante su etapa como futbolista. De hecho, el turco supo lo que es ganar y marcar gol en el Vicente Calderón en uno de los tres enfrentamientos en los que se llegó a medir a los rojiblancos. Fue un partido liguero de la temporada 2002-03 que se saldó con triunfo donostiarra por 1-2.

Sin nada que perder

Tras colgar las botas en 2006, Tayfun inició una carrera como técnico que lo ha llevado por clubes como Hannover 96 y Kaiserslautern, además de ser segundo entrenador de la selección de Turquía entre los años 2012 y 2013. Aunque sólo ha firmado para lo que resta de temporada, para alguien que aún lo tiene todo por demostrar en los banquillos se trata de una oportunidad única, la de dirigir a uno de los clubes más grandes de Alemania. “Lo primero que quiero es agradecer la confianza que ha depositado en mí el Bayer. Es una oportunidad trabajar en un club grande con jugadores de mucho talento. Es un reto que me motiva mucho”, dijo tras su nombramiento.

18 victorias en 47 partidos dirigidos en la Bundesliga

El objetivo primordial del nuevo técnico del Bayer Leverkusen será el de acabar la temporada en puestos europeos, para lo que tendrá que lograr levantar el vuelo de los suyos en la Bundesliga, donde marchan décimos a cinco puntos de las posiciones de Europa League y 11 de las de Champions. Por tanto, la cita del Calderón supondrá para él una oportunidad de lograr algo importante sin tener nada que perder por ello, ya que el mal resultado del partido de ida le exime de cualquier responsabilidad. “El objetivo está claro, queremos luchar para que el Bayer esté al final de la temporada en el lugar que pertenece al club. Queremos llegar a competiciones internacionales. Tengo mucha ilusión por dirigir a un equipo de máximo talento”, comentó en su presentación.

Estímulo peligroso

Como suele suceder en estos casos, el impacto que ha ejercido la llegada de Tayfun sobre los jugadores tiene más que ver con lo anímico que con lo táctico. En un equipo que se encontraba en franco declive, la llegada de alguien nuevo supone un soplo de aire fresco para un proyecto que mostraba síntomas de agotamiento.

Lo que el técnico proponga en la pizarra es más difícil de predecir. En cualquier caso, el hecho de enfrentarse a un grupo de futbolistas con calidad (la mayor parte de ellos vienen jugando Champions los últimos años) y motivación es suficiente razón como para que el Atlético no baje la guardia.