Pep Guardiola, ¿fiasco o proyecto con el Manchester City?

Nadie se esperaba que el Manchester City cayera eliminado ante el Mónaco en los octavos de final de la Champions. Y menos después del resultado de ida, donde el equipo de Guardiola, a pesar de empezar a remolque en el marcador, consiguió hacer valer su fuerza para poner un 5-3 que apuntaba a cuartos y amenazaba a los próximos rivales en cuartos.

Pero el fútbol tenía guardada una sorpresa para los ingleses, y el Mónaco le arrolló en el primer tiempo y supo mantener la renta en el segundo. La cara de Guardiola en el banquillo lo decía todo. Es la primera vez en siete participaciones que un equipo entrenado por el catalán no llega a semifinales de la máxima competición europea.

Sus detractores pronto saltaron a las redes sociales y las tertulias, poniendo en relieve que el Manchester City apostó por él para ganar en competitividad y puso fin al proyecto de Pellegrini que la temporada pasada se quedó a un paso de la final. Además, el City con vida en la FA Cup, tiene muy lejos la posibilidad de imponerse en la Premier.

¿Qué decisión tomarán ahora los máximos dirigentes del Manchester City? Es verdad que la temporada, si no es un fracaso, se le parece, pero también es cierto que esperaron durante tres años el fichaje de Guardiola, que necesita todavía tiempo para asentar sus protocolos futbolísticos y extrañaría que le entreguen el finiquito a final de temporada sin confiar en sus manos y con dinero para reforzar un equipo que no acertó con las incorporaciones. Hombres como Bravo o Nolito no han rendido al nivel esperado y al City le ha faltado ese salto cualitativo necesario para poder estar entre los más grandes de la Premier y de la Champions y para pelear los títulos, al menos, hasta mayo.