La pelea más brutal del último fichaje del Rayo Vallecano

La última incorporación del equipo vallecano ha dado mucho que hablar. El club llegó a parar el fichaje porque sus propios aficionados aseguraban que  tenía “vínculos neonazis”. Su actitud es tan alarmante fuera del campo como dentro del terreno de juego. El último escándalo que protagonizó fue en las semifinales de Copa en Ucrania la temporada pasada. Zozulya, que estaba en la grada por sanción, saltó al campo tras el gol del Zorya en el minuto 95 que dejaba fuera de la final al Dnipro. Intentó agredir a varios futbolistas rivales e incluso al árbitro, y tuvo que ser separado por sus propios compañeros.