Bélgica remonta a Japón en un partido espectacular

Oda al fútbol en el Bélgica-Japón. Unos y otros han brindado uno de los mejores partidos de lo que llevamos de Mundial. Partido trepidante, inverosímil, repleto de variantes y con una dosis de tensión no apta para cardíacos. Haraguchi y Inui pusieron el 2-0 en el marcador, pero Bélgica no se rindió y fue capaz de darle la vuelta al partido con goles de Vertonghen, Fellaini y Chadli.

La primera parte fue un monopolio por parte de Bélgica, alta posesión de balón que no se vio refrendada por goles. Mientras, Japón aprovechaba esos espacios que dejaba Bélgica con varias contras peligrosas. Preludio de la increíble segunda parte que estaba aún por llegar.

Bélgica salió dormida en el segundo tiempo y lo pago caro. Pase en profundidad a la banda izquierda de Shibasaki que Haraguchi aprovechó cruzando la pelota al palo largo. Casi sin tiempo de digerir el gol llegó el golazo de Inui desde fuera del área. A partir de ahí minutos en los que Bélgica pareció perder la toalla, pero un balón bombeado procedente de la cabeza de Vertonghen se metió en la portería ante la incredulidad del portero japonés.

Bélgica aprovechó la baja estatura de la defensa japonesa, y en uno de esos centros Fellaini empató de cabeza el partido. Una vez conseguido el empate, intercambio de golpes entre ambos equipos y una prórroga que parecía cantada; pero un error de libro de Japón lo transformó Chadli en el gol de la victoria. Japón sacó un córner en el último minuto que atrapó Courtouis, pasa la bola a De Bruyne que abre a banda, centro raso al área que Lukaku deja pasar y Chadli marca para poner a Bélgica en cuartos. Puro fútbol.