Iniesta España Rusia

El falso mito del tiki-taka: cuando España ganó la Euro 2008 con un 52% de posesión

Nunca tanto balón sirvió para tan poco. España fue contra Rusia una caricatura del equipo que en su momento lo ganó todo. El equipo de Fernando Hierro completó 1.006 pases buenos (una cifra que no se daba en un Mundial en décadas) para apenas inquietar la portería de Akinféev y marcar un gol que llegó en una acción fortuita. De hecho, puede decirse que todo el peligro real llegó en el segundo tiempo de la prórroga con el ingreso de Rodrigo Moreno (a buenas horas tuvo Hierro la brillante idea de jugar con dos puntas). Hasta entonces, la defensa de tres zagueros de Rusia vivió tranquila con una única vigilancia (primero Diego Costa, luego Iago Aspas)  ante el toque sin profundidad de España.

Esta Selección ha perdido sus señas de identidad, pero no por alejarse del modelo de juego que la encumbró, sino por creérselo demasiado. Al contrario de lo que algunos creen, la Roja nunca necesitó tanto balón para brillar. Muchos coinciden en que la España de Luis Aragonés de la Eurocopa de 2008 fue la que llevó a cabo un juego más vistoso y efectivo. Pues bien, aquel equipo ganó la final contra Alemania necesitando solamente un 52% de posesión. Fue un conjunto que destacó por su buen trato a la pelota, sí, pero más por velocidad en la circulación que por acapararla en vano. El próximo que llegue al banquillo deberá tenerlo en cuenta.