Mbappé Francia Bélgica

A Francia no le tiembla el pulso

Francia se convirtió en la primera finalista del Mundial tras vencer por 1-0 a Bélgica. El gol marcado por Samuel Umtiti a los 51 minutos en una acción a balón parado bien definió lo que fue el partido. El combinado galo buscó que sucedieran pocas cosas e hizo prevalecer su efectividad y fortaleza, un guión con el que repitió el del anterior cruce contra Uruguay. En definitiva, la calidad de los Hazard, De Bruyne y compañía se estrelló contra un muro.

Cuando no fueron las piernas de Kanté, Varane o Lucas, fueron las paradas de Lloris. El caso es que el cuadro de Roberto Martínez nunca llegó a poner contra las cuerdas al de Didier Deschamps, que tiene la oportunidad de resarcirse a lo grande de la final perdida en la Eurocopa de hace dos años ante su propio público. Croacia e Inglaterra se disputarán durante la noche del miércoles (20:00 horas) la otra plaza en la final de Moscú.