“Homenaje de Lloris a Karius” en la final

El espíritu de Karius pareció haberse instalado en la portería de Lloris en el Estadio Luzhniski de Moscú. El portero francés, que había realizado un gran Mundial hasta el momento, cometió uno de los errores del torneo con una pifia de campeonato. LLoris intentó engañar a Mandzukic en el área con un amago pero acabó golpeando el balón en él e introduciéndose en la portería. Una cantada muy parecida a la que cometió Karius en la final de la Champions.