La soledad de Sampaoli

El gol de Marcos Rojo a cuatro minutos del final desató toda la tensión acumulada por Argentina. Los jugadores corrieron a abrazar al jugador del Manchester United y festejaron el gol durante varios minutos. Mientras tanto, Sampaoli celebró el gol con rabia y pasión, pero totalmente sólo. Instantes después, Messi se acercó a apoyar al técnico argentino, siendo el único jugador en hacerlo.

En rueda de prensa Sampaoli quiso agradecer el gesto al capitán de la albiceleste.“El gesto de Messi de venir a abrazarme tras el triunfo me pone orgulloso. Tenemos al mejor jugador del mundo, que es él, y nosotros como conductores de esta selección tenemos que saber aprovecharlo. Messi siente, llora y disfruta como un argentino más y eso lo hace más grande de lo que es”, aseguró el ex-entrenador del Sevilla.