Lopetegui

Terremoto Mundial

La destitución de Julen Lopetegui a escasos días del estreno contra Portugal ha generado un seísmo sin precedentes. Sin que la pelota haya echado a rodar, España acusa un duro golpe

El anuncio oficial de la contratación de Lopetegui por parte del Real Madrid fue el detonante de los complejos acontecimientos que ha vivido la Selección en los últimos días. El presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, quien no tuvo conocimiento de dicha operación hasta el último momento, fue implacable en la decisión de despedir al técnico guipuzcoano. “Me enteré cinco minutos antes del anuncio. He hablado con los jugadores y puedo garantizar que van a hacer junto al nuevo cuerpo técnico todo lo que está en su mano. Nos quedamos en una situación muy complicada. Estamos todos afectados”, reconoció el dirigente.

Precedentes sin despido

No es la primera vez que un fichaje como el de Lopetegui por el Real Madrid pilla a una selección a contrapié en medio de un campeonato, aunque su drástico despido supone un proceder distinto al habitual en estos casos. En la previa de las semifinales de la Euro 2008, el Fenerbahce anunció con un escueto comunicado la contratación de Luis Aragonés como entrenador del equipo otomano al finalizar el torneo. España acabó ganando aquella Eurocopa y el Sabio de Hortaleza pasó a la historia del fútbol español. En mayo de 2014, a menos de un mes de que empezara el Mundial de Brasil, el Manchester United emitió un comunicado en el que confirmó el fichaje de Louis Van Gaal por los ‘red devils’. Aquella Holanda llegó a semifinales del Mundial con un equipo joven e inexperto.

Legado Lopetegui

Su repentina salida no debe empañar la herencia que deja a Fernando Hierro. El entrenador guipuzcoano ha llevado con acierto el proceso de renovación. No se le puede negar la iniciativa, ya que de los 23 futbolistas que integran la lista definitiva, sólo 11 repiten respecto a la pasada Eurocopa. En el camino, no le ha temblado el pulso para prescindir de pesos pesados como Iker Casillas o Cesc Fábregas. Tampoco para dar prioridad a Rodrigo Moreno y Iago Aspas por delante de Álvaro Morata. El juego ha seguido girando en torno al balón, aunque subiendo una marcha en aspectos como la fluidez en la circulación o la presión en campo contrario. Estos cambios en el apartado táctico y la entrada de sangre fresca con nuevos futbolistas (hasta 11 jugadores han debutado bajo su tutela) han sido las claves de la regeneración. Los resultados avalan la dirección tomada, ya que el exseleccionador puede presumir de marcharse invicto con un balance de 14 victorias (70%) y seis empates, además de registrar una media de tres goles por partido.